No hay cines, pero hay crítica. Para que sepan qué bajar de los torrents en las largas horas de encierro pandémico.

Gran Torino

Dir. Clint Eastwood

f16cb5a19b48c64bb670e79c041d1646

No recuerdo exactamente cual  fue mi primer contacto con Clint Eastwood pero si se que siempre lo he admirado. Seguramente lo primero que vi de él fue “El jinete pálido” por allá del 85 cuando empezaba a ir al cine con frecuencia Algún tiempo después descubrí en video sus trabajos legendarios con Sergio Leone o clásicos como Harry el sucio. Lo cierto es que desde que vi Cazador Blanco. Corazón negro en el 90 nunca me ha decepcionado.

Gran Torino, el largometraje número 32 en su carrera como director no es la excepción.

Sin alcanzar el nivel de sus mejores películas entra las que destacan “Bird”(1988) , “Los imperdonables” (1992), Un mundo perfecto (1993) , Los puentes de Madisson (1995) o Rio místico (2003), Gran Torino es una muestra clara de la madurez de un director que ya no está interesado en ser sutil o moderado y que parece empezar a proponernos su testamento fílmico.

Cargada de diálogos inteligentes que no buscan ser políticamente correctos y de una serie de coincidencias entre la historia del personaje y la biografía del propio Eastwood (un veterano de la guerra de Corea que no encuentra mucho orgullo en la medalla que le dieron por ello) la cinta es también una lección de inteligencia donde la sabiduría se traduce en entender que la violencia no siempre es la mejor salida si se quiere aplicar hacia los demás y que el sacrificio o la ayuda se pueden entender de muchas maneras.

A punto de cumplir los 80, el maestro Eastwood continúa en excelente forma.