Nunca estaré psicológicamente preparada para que suene el despertador.

 
 
 
 

Nunca pudo escribir una historia policial: Su detective era tan implacable que los asesinos huían a otras novelas.

 
 
 
 

Nunca te fíes de un cocinero delgado, de un mecánico limpio o de un informático con novia.

 
 
 
 

Los únicos animales en peligro de extinción que me enternecen y preocupan son Los Muppets.

 
 
 
 

Iba a dejarte un mensaje en la botella y lanzarla al mar… pero todavía nos queda ginebra. Lo siento.

 
 
 
 

En Twitter te podrán plagiar o robar los tuits, pero jamás te podrán quitar el talento.

 
 
 
 

Hay cielos sucios en que parecen haberse limpiado los pinceles de todos los acuarelistas del mundo.

 
 
 
 

Einstein jamás lo confesó, pero descubrir la relatividad del tiempo se lo debe a una espera en una parada de tranvía en Colonia.

 
 
 
 

Cuando chiquitas mi papá veía a una vieja linda en la calle y nos decía “¿Cambiamos a su mamá por ella?” Mis hermanas decían “¡NOO!”.

 
 
 
 

Me dio a elegir entre él y la cerveza. A veces le echo de menos.

 
 
 
 

Mi proyecto de vida debe estar por ahí debajo de toda la ropa encima de la cama.

 
 
 
 

Con una sola mujer que compre toallas higiénicas es suficiente para confirmar la regla.

 
 
 
 

Mi accesorio favorito para ligar, es un pañuelo hermoso, rojo con detalles de pedrería… y cloroformo.

 
 
 
 

En ciertas circunstancias muy específicas, una erección puede interpretarse como una indirecta.