LUNES : Día en que tus compañeros de trabajo te cuentan todos sus problemas del fin de semana.

 
 
 
 

El Gabriel sí tiene quien le escriba y quien le quiera: Tiempo de morir; tal vez, pero que hasta las putas están tristes, no hay dudas.

 
 
 
 

Si algo he aprendido de las películas de Semana Santa, es que Jesús y sus discípulos eran unos churros*.

* Churro (en Colombia) : Buenmozo

 
 
 
 

Humanidad tarada, a nadie más se le podría ocurrir crucificar a alguien que convierte el agua en vino.

 
 
 
 

El Santo Sudario de Turín es el mito de creación de las selfies.

 
 
 
 

Cualquier realidad con el parecido es mera esquizofrenia.

 
 
 
 

El hombre se muere sin saber qué vale un hombre: somos lo que dejamos en los otros.

 
 
 
 

Esta mañana hice perfectamente un arreglo eléctrico en mi casa y luego maté una araña como si nada. Creo que soy el hombre de mis sueños.

 
 
 
 

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Y sobre todo: ¿Habrá cajero?

 
 
 
 

Cuando se retiró de la política, se inscribió voluntario en una organización con ánimo de lucro.

 
 
 
 

Veréis qué risas cuando descubramos que hemos perdido parte de la juventud escribiendo mierdas en twitter.

 
 
 
 

No me importa que la gente prospere a mi alrededor siempre y cuando engorden proporcionalmente.

 
 

 
 

Yo cuando sea mayor quiero tener una casa llena de instrumentos musicales y estanterías con libros y un gato gris.

 
 
 
 

“He odiado las palabras y las he amado, y espero haber estado a su altura”.
(Última línea de La ladrona de libros)

 
 
 
 

Tener esa amiga con la que puedes pasar el día entero hablando de libros y no te aburres.

 
 
 
 

Devolver libros prestados debería tener valor curricular. Hasta referencias podría poner.

 
 
 
 

Me gusta releer libros, me gusta escuchar la misma música muchas veces y es por eso que no me sorprende que me sigas gustando tú.

 
 
 
 

–Me gustas.
–¿Màs que los libros?
–Tampoco te emociones.

 
 
 
 

Lo bueno de los libros es que cuando los terminas, no se vuelven tu ex.

 
 
 
 

¿Y si los humanos fuésemos como los libros?
Cuando más gordos más lindos.

 
 
 
 

Vivimos en un mundo donde se venden más condones que libros.

 
 
 
 

Compré cinco libros este fin de semana.
Espero terminarlos de colorear para el sábado.

 
 
 
 

En vez de libros de texto yo os pondría en la escuela a leeros el diccionario.

 
 

Y de yapa, ñapa, propina o pilón, estos tres tuits tan elocuentes:

 
 

«Mi mejor obra es mi constante arrepentimiento de mi obra».
Juan Ramón Jiménez, citado en el Diario de Ricardo Bada.

 
 
 
 

¿Quién sabe de dónde sale el genio?
¿Quién la razón por la cual el destino nos lo acerca, como al agua?

 
 
 
 

Dejó de llover para siempre en Macondo…

 
 

 
 

Llega un día en que la vida nos hace justicia. Viernes le dicen ¯\_( ツ)_/¯

 
 
 
 

¿En cuál semestre de carpintería avanzada enseñan a convertir el agua en vino?

 
 
 
 

El reloj parece que en lugar de manecillas tuviese piececillos, pasa corriendo.

 
 
 
 

En caso de estrés, rompa las pelotas.

 
 
 
 

Era un iceberg tan tímido que hasta la punta la escondía bajo el agua.

 
 
 
 

Eres la viña de mis ojos.

 
 
 
 

La noche es el reversible del mar.

 
 
 
 

Cuando tengo un problema, paro, y pienso detenidamente qué haría la de Kill Bill en mi lugar.

 
 
 
 

Trepador es el que se arrastra para arriba.

 
 
 
 

Ley femenina: Es mejor llegar tarde, que llegar fea.

 
 
 
 

Tengo en mi ducha un tarro de shampoo para hombre. No lo he gastado porque así de linda es la esperanza.

 
 
 
 

Con usted descubrí cuán alto pueden llegar mis tacones.

 
 

 
 

Yo, los lunes cuando suena el despertador, soy de extrema derecha. Pero luego me ducho, desayuno, y se me va pasando.

 
 
 
 

El mundo necesita menos Santos, y más presos por pederastia!!!
Con o sin sotana son CRIMINALES!!!!

 
 
 
 

“Hay solamente dos maneras de esparcir la luz, ser una vela o el espejo que la refleje”.

 
 
 
 

A veces veo las noticias para estar al tanto de lo que la gente cree que está pasando.

 
 
 
 

Cuando conoces a alguien que se llama Genia piensas que todos tus problemas quedan resueltos. Esos rusos.

 
 
 
 

Si vas a pelear conmigo ten un chocolate a mano.

 
 
 
 

Mi acto heroico del día ha sido taparle las orejas a mi perro mientras mi padre decía que si lo vuelve a ver en mi cama le rompe los huesos.

 
 
 
 

El asesino en serie culminaría su obra maestra consigo mismo.

 
 
 
 

¿Dice que te ama pero sospechas que es mentira? Llévala al teatro, es la mejor indirecta.

 
 

 
 

Todo lo que sé de geografía es que la mierda queda muy lejos.

 
 
 
 

Una vez que aceptas tus defectos, nadie puede usarlos en tu contra.

 
 
 
 

–No conozco torre más respetuosa que la Torre de Pisa –decía el creído astro Rey Sol, cada día que pasaba por Italia.

 
 
 
 

Odio cuando mi mujer me pide que sujete su bolso al entrar en un probador, porque no sé qué hacer con el mío.

 
 
 
 

Mi consejo de hoy es que al César le deis lo que es del César y que a dios no le deis nada.

 
 
 
 

Nunca he entendido por qué a la gente de la izquierda se les exige voto de pobreza, si no creen en Dios.

 
 
 
 

–Ese examen de japonés era muy difícil.
–Era de Álgebra.
–Ah.

 
 
 
 

Audrey Hepburn en Roman Holiday: «Nunca había estado a solas con un hombre antes, incluso con la ropa puesta. Sin ropa es aún más raro».

 
 
 
 

Busco la belleza de las cosas rotas. Por ejemplo, un libro de Dostoyevski en un contenedor de basura. O una puta apoyada en un semáforo.

 
 
 
 

Una inquietud: ¿si la ropa sucia se lava en casa, dónde –y por qué– hay que lavar la ropa limpia?

 
 
 
 

Bonitas las que no necesitan maquillaje, a las feas nos toca pintorretearnos con fe.

 
 
 
 

Una bellísima joven se arrodilló a mis pies esta mañana. ¡Qué emoción!
Hasta que dijo: “Si le aprieta este zapato, le traigo uno mayor”.

 
 
 
 

Mi pajazo mental favorito consiste en pensar que es la ropa la que se encoje.

 
 

 

 

4 comentarios en “The Twitter’s Digest