Hoy es el día que marco a mi ganado…
Perdón, rebaño.

 
 
 
 

Cuando haya un Miércoles de Cerveza, sabré que hemos evolucionado. Mientras tanto sigan con su cruz.

 
 
 
 

A mí me gusta la democracia porque las campañas electorales me dan más risa que las audiciones para realities.

 
 
 
 

Cuando hicieron la repartición de la ingenuidad, yo estaba de primera en la fila.

 
 
 
 

Me voy a poner a ensayar cómo pedir trabajo como Erin Brockovich.

 
 
 
 

Después de la tormenta llega el arrepentimiento por no entrar la ropa del tendedero.

 
 
 
 

¡Qué miedo despertar en la Edad Media
y saber que no necesito seguir buscando empleo, soy la doncella del ama!

 
 
 
 

For English, please press 1.
For Spanish, please press 2.
For German, please tell me about your childhood.

 
 
 
 

Uno se casa para tener con quién callar: decir que se hace para tener con quién hablar, es algo inexpresablemente obsceno.

 
 
 
 

Me gusta cuando estás ausente porque estás como callada,
y te oigo desde lejos, y tu voz no me toca.

 
 
 
 

–¿Jura decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?
–¿También tengo que contar lo nuestro, señor juez?

 
 
 
 

A veces me haces olvidar que existo.

 
 
 
 

Para los podólogos de ciempiés no hay crisis.

 
 
 
 

¿Tu madre lee tus tuits? ¿Y que tal anda del corazón?

 
 
 
 

2014 y la ropa sigue sin colgarse sola. En tiempos de Merlín andaban bastante más adelantados.

 
 
 
 

Yo estoy frotando al revés la lámpara maravillosa para meter a la gente de mal genio.

 
 
 
 

¿Para qué quiero crecer cuando puedo ser por siempre la niña de tus ojos?

 
 
 
 

Mi epitafio que lo escriban en el viento, en honor a las tantas veces que me dejé llevar.

 
 
 
 

Yo no ronco. Debe ser porque no hay nadie que me lo diga.

 
 
 
 

Los domingos están hechos para buscar al culpable de que existan los lunes en vez de estar sentados en el sofá.

 
 
 
 

No es que sea un incomprendido: es que nací sin el libro de instrucciones.

 
 
 
 

Reconozco que soy un plebeyo, sólo alego en mi descargo que tengo más de yo que de plebe.

 
 
 
 

Curioso como hay días en que te comes el mundo y al siguiente lo estás vomitando.

 
 
 
 

Se podría hacer una bienal del horror sólo con cuadros de hoteles.

 
 
 
 

Si un hombre te cuenta algo sin que se lo preguntes, cuidado, puede ser una mujer.

 
 
 
 

¿Cuántas millas se acumulan cuando te mandan a la mierda? Es para una amiga.

 
 
 
 

No te preocupes demasiado por lo que dicen de ti, ni siquiera Dios ha logrado caerle bien a todo el mundo.

 
 
 
 

Me gustaría conocer a la persona que inventó el sexo y ver en qué está trabajando ahora.

 
 
 
 

“Te sigo como les siguen los puntos finales a todas las frases suicidas que buscan su fin”.

 
 
 
 

En mi libro Todos los hombres son iguales, explico los inconvenientes de enamorarse de un chino.

 
 
 
 

No llores por alguien que valga menos que tu maquillaje.