Quiero volver a ser niña. Cuando se me cerraba una puerta, dibujaba otra.

 
 
 
 

Dato curioso: obtuve el índice de irritabilidad más alto posible en un examen psicológico. No entiendo por qué si soy un amor, MALDITA SEA.

 
 
 
 

Hipérbole caribe para burlarse de un mal cantante:
“Canta más un Alka Seltzer en una olla express”.

 
 
 
 

La palabra “solidario” ha pasado a tener la misma fuerza que un resto de agua en el botellín de plástico.

 
 
 
 

El arqueólogo se enamoró del esqueleto de una dama visigoda de 1.900 años de edad. Siempre le gustaron las mujeres maduras.

 
 
 
 

Más triste que una persona a la que confunden por empleado en el súper.

 
 
 
 

Ahora los científicos sostienen que los ogros tienen ograsmos.

 
 
 
 

Tener un hijo, plantar un árbol, escribir un libro, que a un huracán le pongan tu nombre.

 
 
 
 

Ya no sé cómo se vive sin estar escribiendo una novela.

 
 
 
 

Como la velocidad de la luz es mayor que la del sonido, ciertas personas parecen brillantes antes de que oigamos las pendejadas que dicen.

 
 
 
 

Qué sería de nosotros si no hubiéramos cometido todas esas estupideces por culpa del amor, o por obsesión, o porque sí. Joder.

 
 
 
 

Yo sé que Dios dice que no se debe codiciar el hombre ajeno,
pero es que el novio de la muchacha del 2do piso está como chévere.

 
 
 
 

Nueve meses es poco tiempo para vivir dentro de una mujer.