En tiempos de incendios aterradores y emergencia climática, quisimos recordar a uno de los últimos beats vivos. Poeta y activista medioambiental, Snyder lleva más de medio siglo dedicado a las letras, a la traducción y, sobre todo, a estudiar, incorporar y reinterpretar poéticamente la filosofía budista y sus caminos para comulgar con la naturaleza.

Snyder escribió este poema en febrero de 1969, que incluye la indicación editorial en el último verso de liberarse de los derechos de autor (“puede reproducirse gratis para siempre”). A manera de oración, de collage de voces y discursos, el Oso Smokey es un lúcido observador de nuestra condición.

Ilustración: Estelí Meza


Sutra del Oso Smokey

Cierta vez en el Jurásico hará unos 150 millones de años, el Buda del Gran Sol en este rincón de la Nada Infinita dio un Discurso a todos los elementos y energías congregados: a los seres de pie, los seres caminantes, los seres voladores y los seres sentados —incluso gramíneas, que en número eran trece mil millones, cada una nacida de una semilla, ahí reunidas: un Discurso respecto a Iluminación sobre el planeta Tierra.

“En algún tiempo futuro, habrá un continente llamado América. Tendrá grandes centros de poder con nombres tales como Lago Pirámide, Estanque Walden, Monte Rainier, Big Sur, Everglades, y así por el estilo; y poderosos nervios y canales tales como río Columbia, río Mississippi, y Gran Cañón. En esa era la raza humana se meterá en todo tipo de problemas que rebasarán sus cabezas, y prácticamente destrozará todo a pesar de su propia fuerte e inteligente naturaleza-Buda.”

“Los serpenteantes estratos de las grandes montañas y las pulsaciones de volcanes son mi amor ardiendo en profundidades de la tierra. Mi obstinada compasión es esquisto y basalto y granito, que sean montañas, para hacer que la lluvia descienda. En esa futura Era Americana yo entraré a una forma nueva; para curar al mundo del conocimiento desamorado que busca con hambre ciega: y furia descerebrada comiendo alimento que no la llenará.”

Y se mostró en su forma verdadera de

EL OSO SMOKEY

Un apuesto oso café con tintes ahumados erguido sobre sus patas traseras, mostrando que está despierto y vigilante.

Portando en su pata derecha la Pala que cava hasta la verdad por debajo de las apariencias; que corta las raíces de vínculos inútiles y arroja arena húmeda sobre las hogueras de codicia y guerra;

Su pata izquierda en el Mudra de Demostración de Camaradería —indicando que todas las criaturas tienen el pleno derecho de vivir hasta sus límites y que venados, conejos, ardillas, serpientes, dientes de león y lagartos crecen todos en el reino del Dharma;

Vistiendo el overol azul de trabajo simbólico de esclavos y obreros, los incontables hombres oprimidos por una civilización que afirma salvar pero que a menudo destruye;

Llevando el sombrero de ala ancha del Oeste, simbólico de las fuerzas que cuidan el Mundo Silvestre, que es el Estado Natural del Dharma y el Auténtico Sendero del humano sobre la tierra: todos los senderos verdaderos llevan a través de montañas—

Con un halo de humo y flama detrás, los incendios forestales del Kali-iuga, incendios causados por la estupidez de quienes piensan que cosas pueden ganarse y perderse mientras que a decir verdad todo está contenido, vasto y libre en el Cielo Azul y la Tierra Verde de Una Sola Mente;

De panza redonda para mostrar su naturaleza amable y que la gran tierra tiene alimento suficiente para todos los que la aman y confían en ella;

Pisoteando bajo sus plantas autopistas derrochadoras y suburbios innecesarios; destrozando los gusanos del capitalismo y el totalitarismo;

Indicando la Tarea: sus seguidores, quedando libres de coches, casas, alimentos enlatados, universidades, y zapatos; dominan los Tres Misterios de su propio Cuerpo, Habla, y Mente, y sin temor alguno talan los árboles podridos y podando desechan las extremidades enfermas de este país América y después queman la basura que sobró.

Iracundo pero Calmado. Austero pero Cómico. El Oso Smokey habrá de Iluminar a quienes le ayudarían; pero para quienes le estorbarían o lo calumniarían,

ÉL HABRÁ DE APAGARLOS

Por consiguiente su gran Mantra:

Namah samanta vajranam chanda maharoshana
Sphataya hum traka ham nam

“YO ME CONSAGRO AL DIAMANTE UNIVERSAL.
QUE ESTA FURIA DESBOCADA SEA DESTRUIDA”

Y él protegerá a los que amen bosques y ríos, Dioses y animales, vagabundos y orates, prisioneros y gente enferma, músicos, mujeres juguetonas y niños optimistas.

Y si a alguien lo amenazan publicidad, contaminación del aire, televisión o la policía, deberían corear EL HECHIZO DE GUERRA DEL OSO SMOKEY:

AHOGA SUS COLILLAS
APLASTA SUS COLILLAS
AHOGA SUS COLILLAS
APLASTA SUS COLILLAS

Y EL OSO SMOKEY seguramente aparecerá para encargarse del enemigo con su pala-vajra.

Ahora los que reciten este Sutra y luego intenten ponerlo en práctica acumularán mérito tan incontable como las arenas de Arizona y Nevada.

Ayudarán a salvar al planeta Tierra del derrame de petróleo total.

Entrarán en la era de armonía del humano y la naturaleza.

Ganarán el amor tierno y las caricias de hombres, mujeres, y bestias.

Tendrán siempre zarzamoras maduras para comer y un lugar soleado donde sentarse debajo de un pino.

Y AL FINAL GANARÁN LA MÁS ALTA PERFECTA ILUMINACIÓN.

Por tanto hemos escuchado.

(Puede reproducirse gratis por siempre)

 

Gary Snyder
Poeta y ensayista. Autor de: Turtle Island (1974) y Back on the Fire: Essays (2007), entre muchos otros títulos.

Traducción Rémy Bastien van der Meer