Dicen que la curiosidad mató al gato, pero no dicen si lo que descubrió valió la pena. (@AdRiosA)

Entre querer ganar y querer que el contrincante pierda, hay todo un tratado sobre juego limpio. (@josetenene)

No sé por qué tienen tanto problema en usar la palabra líder en femenino. El líder, la líder. Si hasta termina en ER, como mujer. (@hectorabadf)

Para hacer más realistas las series, apago el televisor un poco antes del happy end. (@totalabsturz, citado por @lagardere57)

Yo estaba quietica y usted se puso a enamorarme. Ahora se aguanta. (@AspasiaSegunda)

Boris Johnson amenaza con ser el petardo más ruidoso de la Europa reciente. Claro, ante cualquier fracaso, él se alzará de hombros y se irá para su casa. Ahí les queda… (@ndrewholes)

Toda una vida luchando por la liberación femenina para terminar derritiéndome cuando un man me dice “Baby”. (@aristiyayis)

La superioridad moral de los que no tenemos a nadie bloqueado porque nos vale harta madre su opinión. (@LezVargas)

No te preocupes, encontraré a alguien como tú. No me olvides, me dijiste. (@brenditagomezzz)

Como cuando vas en bicicleta y le quieres ganar al camión. Puede ser que tú tengas el derecho de paso, pero él tiene el camión. (@Siuatsintli)

Quejarse es un estilo de vida. (@JorgeValencia)

Todo lo que digas en mi contra será usado en silencio. (@Lulight_)

Ser adulto es querer llorar, pero no tener tiempo. (@p8ladas)

Hace unos años en España había censura, ahora tampoco. (@elgranPerich)

—Quiero tener un hijo tuyo.
—Tengo tres, quédate el pequeño. (@LaPijortera)