En cuanto a Ratzinger no se me ocurre otra cosa que aquello que mi abuela Remedios decía de alguien que le parecía un caradura: “Tiene más cara que un puesto ‘e muñecos”. (Ricardo Bada citado en @alfarmada)

Los libros quitan un hambre que es muy dañina para la existencia: la incapacidad de soñar. (@d_aristizabal)

Un país debe estar muy jodido, para que hayan pasado 10 años de la muerte de 49 niños en un incendio y no haya NADIE pagado por ello. (@Ferritortola, tuitero mexicano)

Los países que han prohibido tajantemente todo castigo físico a los niños, son también los países menos violentos del mundo. (@hectorabadf)

¿Me explican este gusto casi enfermizo que tengo por las novelas mexicanas con guiones absurdos, diálogos ridículos y actuaciones atroces? (@juanalajirafa)

Hay que aprender a irse solita a la chingada, antes que te manden. Dignidad, le dicen. (@aynanita)

¿Cuántos árboles has talado para crear el papel tan lamentable que haces todos los días? (@BellaCortesana)

Los taquitos de aguacate con sal, como patrimonio de la humanidad. (@Siuatsintli)

A veces, mirarse el uno al otro es la única explicación posible. (@ReGiaProrsum)

Los vecinos gritan, luego existen. (@Cati400)

La droga más adictiva es el silencio. (@Lestat1414)

Siempre digo, centímetro que cedes, metro que te toman. (@alabamazulada)

Escucharlamismacanciónunayotravezenbucleterapia. (@teruvela)

El amor te enseña que siempre serás un aprendiz. (@ElGuardador)

—Hola hermosa, ¿bailamos esta cumbia?
—¡Pero no es cumbia!
—Ni tú eres hermosa, ¿bailamos sí o no, pendeja? (@benditagomezzz)