El mundo soñando con tener una vida extraordinaria y nosotros implorando una normal. (@totoaguerrevere, tuitero venezolano)

París nos queda demasiado lejos, pero podemos ir a ver Amélie al cine del barrio. (@NereaNerNerea)

Soñé con monstruos de una cabeza y cuatro extremidades, se llamaban humanos. Fue horrible. (@AlmaDeliaMC)

He visto cinco capítulos de Game of Thrones. Todavía no sé de qué se trata. (@luisharistizbal)

—¿Mamá has cogido una bolsa de marihuana de mi cuarto?
—No cariño, estoy aquí en la cocina fregando el techo. (@ninio_corneta)

Perdonen a AMLO, por favor. (@Paugamus)

La democracia es el menos malo de los sistemas políticos conocidos. Pero es perfectamente posible empeorarla. (@elgranPerich)

Hace casi cuatro años que las únicas que dan buenas noticias cada tanto son las Abuelas de Plaza de Mayo. (@gsamsa11, tuitero argentino)

Primero se es antisemita, y después se buscan los argumentos. (@GuidoFinzi)

“Cada noche le pido a Dios que me envíe un impresor que cometa un error que me haga grande”. (George Steiner, citado por @JoacoMattosOmar)

Siempre seguir, siempre pasitos hacia delante y deja que los demás miren tu culo. (@leocadiaMadrid)

—Hola, una mesa para 26.
—Pero si son sólo 13.
—Sí, pero nos vamos a sentar todos al mismo lado de la mesa. (@Jesusdetuiter)

“Tomó pan, dando gracias lo bendijo, lo partió, le hizo una foto para IG y se lo dio a sus discípulos: Tomad y comed todos de él”: Lc 22:19 (@ElHumanoide)

Lo más bonito de la Semana Santa es ver a toda esa gente en silencio haciendo como que no se acuerdan de que al final Jesucristo resucita. (@IgnatiusFarray)

¿Qué tan pendejos eran los romanos, para crucificar al único ser en el mundo que tenía la receta para convertir el agua en vino? (@NegroAraiza22)