¿Por qué no medimos la duración de la vida con estrellas? (@amelieolaiz)

Las cosas claras y las personas transparentes. (@ElGuardador)

Me gusta la gente con libritos de más. (@Ciertoalterego)

Cuando no esperas nada de nadie, todo son éxitos. (@queridawhis)

Detesto cuando hablan del trabajo de uno como "apoyo". (@olaviakite)

Tan bacana esa herramienta, la verdad. (@animesa)

Por el camino vamos dejando migas de corazón. (@aspasiasegunda)

 Lo que no decimos no se muere, lo que no decimos nos mata. (@alabamazulada)

La gente no escucha,  solo espera su turno para hablar. (@adriano_rinaldi)

De princesa sólo tengo el cuento. (@igriega_eme)

—Eres gilipollas.
—Por fin pertenezco a un grupo inclusivo. (@aquinomires)

No estoy llorando, solo se me metió Argentina en un ojo. (@Rocahontas)

Ve, estudió filosofía, no quería ser un barco a la Derrida. (@ismene2)

Yo vine a este mundo a decir que sí. (@monicapalacios)

—Pasa buen fin de semana.
—No me presiones. (@Palasrrisas)

Es lunes, qué hijueputas. (@YdeJanisJoplin)

Hoy me desperté con la duda de… si Dios madruga ¿quién lo ayuda? (@lauraB)

Si alguien te dice que vales mucho, mantén la boca cerrada y créele. (@_Brathering_, citado por @d_aristizabal)

En días como éste me siento fascinada y envidiosa de que Tom Hanks pueda enviar sus agradecimientos firmando “T.hanks”. (@DoroBack, citada por @Guashabita)

¿Por qué  hay gente que se ve tan bella en los aeropuertos? No entiendo. (@enzagarcia)

Últimamente el tiempo pasa tan rápido que ya no alcanza a curar nada. (@todoalnatural)

Me gustaría ver a Schopenhauer tratando de explicar el arte de tener razón. En Twitter. (@AlmaDeliaMC)

Actualizarse es de robots y de burgués. (@nosoyalexalejo)

Buenos días a todos excepto a los maestros que les dicen a sus alumnos de primaria que si no estudian, van a acabar vendiendo chicles. (@EntreRosales)

Los extranjeros que vengan a nuestro país que acepten nuestras tradiciones como Halloween y el Black Friday o que se vayan a su puta casa. (@hidratocabronio, tuitero español)

Estoy en la cama metido con los calcetines puestos desde hace media hora porque me gustan los deportes de riesgo. (@Coponnnn)

Bandera femenina de “colonicé este territorio”: dejar colgado por ahí un sostén. (@achicaelbote)

Venezolana en Colombia: “Dejar mi país fue como divorciarse enamorada”. (@swhelpley)

“La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea.” (Alberto Moravia, citado en @literlandweb1)

Cómo será de necesario el feminismo que hay mujeres que apresuradamente aclaran “y no soy feminista”. (@juanalajirafa)

¿El raquitismo no era falta de vitamina D? Pues de esa vitamina a la anchoa le sobra. (@loulourevisited)

Miserable gente de izquierda que todo lo quiere regalado, deberían aprenderle a la derecha que todo lo quiere robado. (@Mistermopilas)

Los libros de autoayuda también son deprimentes a su modo. La mera idea de que existan es triste. (@viajerovertical)

Cuando el tiempo me dé la razón ya no me voy a acordar para qué la quería. (@__Catalina__)

La memoria, gracias al paso de los años, sirve para olvidar el pasado. (@elgranPerich)

Me encanta la mala calidad de las fotos que toma mi celular, ¡¡así no se ven todos mis defectos!! (@dulcinea_)

El peloteo hipócrita y felador de los círculos literarios: “¡Oh, qué soberbio tu último poemario! Le intuí guiños a Vallejo”. Deseando escuchar alguna vez: “Mira, tu libro es una mierda y tú eres gilipollas”. (@lorenagm7)

La clave está en encontrar a alguien con quien aburrirse sea divertido. (@LuisDeveraux)

Me atraes. Mucho. Más que el suelo a la parte untada de la tostada. (@NereaNerNerea)

Calendario de Adviento con antidepresivos recubiertos de chocolate. (@Palasrrisas)

Twitter: Se necesitan donadores de sangre, urgente. RT.
Facebook: Van a matar a estos perritos si no los adoptan. Compartir.
Instagram: ¿Cuándo cogemos? (@SoyUnPato)