Con la siguiente carta, tres personalidades del mundo académico despiden su etapa como colaboradores del FCE.

El Fondo de Cultura Económica es una de las instituciones culturales más importantes en la historia de México. Es una pieza fundamental, insustituible, del sistema de educación superior del país, del circuito de discusión ilustrada y es uno de los recursos en que se basa el prestigio de México en el mundo. El Fondo de Cultura Económica es el proyecto editorial más importante de la lengua española. Otras editoriales hay más grandes, que publican más títulos o venden más ejemplares; pero por la calidad, la consistencia, la amplitud y la solidez de su catálogo, ninguna se compara con el Fondo de Cultura.

El Fondo de Cultura Económica se creó para producir los libros que necesitaban los universitarios mexicanos, los profesionistas y creadores y todos aquellos que desearan acercarse al conocimiento más decantado. Y a lo largo de ochenta años ha producido los libros que necesitan todos los hablantes de español. Ese ha sido el criterio básico: producir los libros que hacen falta, los que son importantes, necesarios, con independencia de cualquier otra consideración, y eso impuso un modo de seleccionar los títulos que ha hecho del Fondo un sello de referencia, indispensable.

El Fondo de Cultura Económica es patrimonio del pueblo de México: producto de ochenta años de inversión de recursos públicos. Es un patrimonio el sello, el catálogo, el prestigio. Y tenemos todos la obligación de conservarlo, fortalecerlo, expandirlo. Hay otras muchas tareas educativas y culturales que son responsabilidad del Estado, importantes todas, pero el Fondo de Cultura no podría hacerse cargo de ellas sin desnaturalizarse.

Para nosotros ha sido un privilegio poder colaborar con el Fondo de Cultura Económica. En la medida de nuestras posibilidades, como mejor hemos sabido, hemos procurado cuidar ese patrimonio, defender ese proyecto: la idea del Fondo de Cultura Económica. Esperamos y deseamos que quienes vengan después lo hagan igual o mejor, con el mismo entusiasmo.

 

Fernando Escalante Gonzalbo
Profesor en El Colegio de México. Su más reciente libro es Historia mínima del neoliberalismo.

Juliana González
Doctora en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México, Profesora Emérita de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Investigadora Emérita del Sistema Nacional de Investigadores y miembro Titular del Institut International de Philosophie (París, Francia).

José Woldenberg
Escritor y ensayista. Su más reciente libro es Cartas a una joven desencantada con la democracia.

 

 

Un comentario en “Adiós al Fondo de Cultura Económica