Siempre será un misterio para mí por qué cambian el horario en la noche del sábado al domingo y no en la tarde del lunes, una hora antes del fin de la jornada laboral. (@DrWaumiau)

En la historia de la humanidad la religión ha hecho mucho más daño que la marihuana. (@YdeJanisJoplin)

A lo mejor la gente que vive con buen humor no lo hace “como si nada”, sino “pese a todo”. (@anticuarenta)

El capitalismo lucha contra la pobreza mediante la creación de riqueza. (@clubdeviernes)

Procrastinar viene del latín “prōcrastinātum”, literalmente “dejar para mañana”. Pero en latín existía también “perendinare” o “dejar para pasado mañana”. Conociéndonos, urge importar esa palabra también. (@JoaquinBaranao)

Bravo por Louise May Alcott. Pero Jane Austen fue primero. (@magamastretta)

La tarea del poeta consiste en volver eternas algunas instantáneas. Del sentir o del saber, pero inasibles a no ser por el poeta, por ese pararrayos. (Ricardo Bada, citado por @swhelpley)

No te preocupes, si no dejas huella entenderé que vuelas. (@Guashabita)

Algo que va muy bien para la autoestima es subir una foto tuya y que te comenten que qué bonita es tu escalera. (@Biiiee)

Detuvieron a mi carnicero porque traficaba con drogas. Y yo, gilipollas, comprándole seis años seguidos bocatas de salchichón. (@trollpunk69, citado por @alfarmada)

Leo para que se me quite la insensatez de decir alguna vez que escribo. (@escritoenmi)

Estoy escribiendo con la mano izquierda para que parezca que tuitea otra. (@albayvalle)

@rozomilo: En la salud, en la enfermedad y en los días que vamos de compras.
@juanalajirafa: En la salud, en la enfermedad e incluso cuando roncas.

Subirte al ascensor, que te pregunten “¿Bajas?” y contestar “Ninguna, comandante. La misión ha sido un éxito”. (@ptalosde)