Mis 15 caen en lunes, mátenme. (@antotognozzi)

Buenos días a todos, menos a los que madrugan, que por su culpa yo también me tengo que despertar temprano. (@Dios_Padre)

Observa Ilan Stavans que El Quijote y Cien años de soledad (las dos más importantes y reconocidas novelas de la lengua española) fingen haber sido escritas por un moro, la primera, y por un gitano, la segunda. (@JoacoMattosOmar)

Quiero dar las gracias al adjetivo “interesante” que nos saca de tantos apuros. (@Margaritarosadf)

Menos mal que este Papa es progre; si fuera tradicionalista nos manda quemar a todos. Antes decía que el aborto era cosa de nazis; ahora, que es como “contratar a un sicario”. (@martin_caparros)

El verdadero precio de las cosas es el tiempo que dejas de pasar con algunas personas hasta conseguirlas. (@Deyaled)

Ser feminista es un empeño que nos cuesta mucho trabajo, porque por default todos tenemos mucho de machistas. (@animesa)

De vez en cuando la vida toma conmigo café, y es espresso y se lo toma doble. (@AlmaDeliaMC)

No quiero ser princesa, pero qué caramba, lo daría todo con tal de poder dormir 100 años. (@frolleinpippi, citada por @Arelitad)

Ojalá las personas también se pudieran poner a contraluz como los billetes, para ver si son falsos o no. (@AK_brona)

Te he imaginado en mil finales, pero en ninguno sales con las pestañas intactas. (@letiziaklein)

—¿En qué año naciste?
—Todavía contesto “sí señor” y “sí señora”. (@egonayerbe)

A veces sencillamente necesito calma. Un poco de sexo, comer, beber, pero sobre todo calma. Exactamente igual que un hombre. (@_missdestiny, citado por @Guashabita)

Hay quien se deja crecer el pelo y yo estoy en un momento de mi vida en el que me estoy dejando crecer el himen. (@BeerGinMerry)

El muchacho que me colabora con los orgasmos no quiere verme. (@Hematocritica)

Estoy en piyama a las cuatro de la tarde. La vida es buena conmigo. (@Cati400)

A veces pienso que la vida es muy corta, luego recuerdo cuántas semanas de cotización me faltan para pensionarme y se me pasa. (@todoalnatural)

El fascismo latinoamericano tiene un común denominador en todos los países: es cristiano. (@NichoAlAjillo)

Muy chéveres los seres humanos y todo, pero lo del embarazo sí lo solucionaron mucho mejor los pájaros. (@amaristizabal)

Hace muchos años leí en algún lado que los conservadores son los que no quieren hacer nunca nada por primera vez. (@loulourevisited)

Si tardamos una hora y media en elegir una película de Netflix, imagínate qué no haremos con los hombres. (@lorenagm7)

Y un día te abrazan y te das cuenta de lo frágil que es eso a lo que tú llamas coraza. (@medioidem)

“Dios me perdonará: es su oficio.” (Heinrich Heine, citado por @jdelaverde9)

En mi taza con el signo de mi horóscopo dice: “No se quede quieto mucho tiempo en un sitio, un perro podría confundirlo con un árbol”. ¡Quién me iba a decir que llegaría ese momento! (@magdasWasser, en @swhelpley)

Tengo la teoría de que el Universo se expande por culpa de la idiotez humana. (@Coponnnn)

A veces es necesario caer para ver quiénes están contigo en tus peores momentos. (@LuisDeveraux)

Mi personaje favorito en las bodas es el tío viejito que intenta bailar reggaetón. (@ellaesprufrock)

Todas tuvimos un ex que decía que se iba a suicidar si lo dejabas, lo dejaste y sigue vivo el pendejo. (@jadeovalles)

El país [latinoamericano] con mayor porcentaje de mujeres que “nunca” ha simulado un orgasmo es Uruguay, con 41%. (@chuymelo)