Ya quiero que sea lunes para descansar… ggg. (@barbarahoyo)

Si crees que la participación democrática es muy cara, es porque no conoces el costo de una dictadura barata. (@MantillaIgnacio)

La mente de los santos debe ser más entretenida que la de nosotros los pecadores. (@animesa)

Hay personas como el cine, preparadas, enfocadas y con medios, y hay personas como el teatro, espontáneas, imprevisibles y con entrañas. (@HuellaDeMemoria)

Creo que la economía cristiana consiste en que ellos nos clavan, y nosotros rezamos. (@micielin)

—Bueno, Víctor, ¿y cuál es tu sueño?
—¿Mi sueño? Mi sueño es… inversamente proporcional a lo temprano que tengo que levantarme. (@crowshield)

¡Por favor, no romperme el corazón sino en caso de emergencia médica! (@_artouche, citada por @Guashabita)

Ustedes no se enamoran de mí porque no me han visto comer granada. Por un segundo me sentí Saturno devorando el corazón de sus hijos. (@AlmaDeliaMC)

Leer es como besar. El que no lo hace con frecuencia, se le nota en la lengua. (@Adriana_bello)

“¿Qué es una blasfemia?”
“Por ejemplo si dijeses que cantas como Aretha Franklin”.
(@ladyImmortelle, citada por @SalcedoRamos)

Tenemos cable, Netflix, Hulu y Prime. Lo que no tenemos es tiempo para ver nada porque trabajamos mucho para pagar el cable, Netflix, Hulu y Prime. (@CosmoDaKitten)

La duda existencial que más me corroe por estos días es cómo voy a sacar esa moneda de un dólar que puedo ver a veces entre las rendijas de mi lavadora. (@gatodelalluvia)

El problema es que la “viveza” criolla esta mercadeada como virtud. (@todoalnatural)

¿No les pasa que están viendo porno y el vecino les grita que ya no lo espíen por favor? (@pixidixidoo)

Hay personas tan sensibles que lloran despidiendo un avión de carga. (@josetenene)

“Quieta y resplandeciente como una dicha que la memoria elige.” (Juan Ramón Jiménez citado por @magamastretta)

Cuando el Rey Juan Carlos cedió su nombre a una universidad puso como condición que estuviesen a su altura, y vaya si lo están cumpliendo. (@norcoreano)

¿A cómo amaneció el kilo de diputado? (@LoaezaSoledad, tuitera mexicana pero igual podría ser de cualquier otro país)

A esta hora uno comienza contando ovejas y  termina contando cicatrices. (@MujerQueCalla)

La luna es una máquina de escribir. (@MerlinaAcevedo)

Es impresionante cómo se ha puesto de moda ser un miserable. (@Mic_y_Mouse)

Parece que algunos señores prefieren que les insulten a sus madres y no que les insulten a Woody Allen. (@JulianaAbaunza)

La Historia es gran fazedora de entuertos. La Leyenda, en cambio, gran Don Quijote. (Ricardo Bada, citado por @d_aristizabal)

Siguiendo las tendencias de igualdad de género actuales, mi equipo de asesores y yo hemos decidido dotar también a los hombres con el proceso fisiológico de la menstruación. (@Dios_Padre)

Lo malo de tomar alcohol como si no hubiera un mañana, es que sí lo hay. Y con fotos. (@jadeovalles)

A la oscuridad de la noche se viene con luciérnagas en el pelo o no se viene. (@dejaqueseajade)

El retrato fotográfico se inventó hace mucho tiempo, pero el sistema no llegó a su actual perfección, hasta que se logró poner cara de imbécil en las fotos. (@elgranPerich)

No podés salir del cine después de ver Misión: Imposible y no caminar mirando para todos lados. Tenés que elegir. (@Desde_Toronto)

En el bar en el que estoy bebiendo hicieron recorte de personal. Contrataron un enano. (@josetenene)

Oigan, ¿alguien sabe cuándo termina la cuesta de enero? (pregunta @dulciinea_ el 17 de septiembre)

Miro a ambos lados de la calle antes de cruzarme en tu vida. (@AdrianMoraless)

Trabajo en la mañana, corrijo en la tarde, borro en la noche. (@ReneValdesM)

Amanecer es inevitable, despertar es opcional. (@Adriana_bello)

La vida es música y hay que bailarla. (@ceugmas)

Quiero alquilar un piso con vista a tus ojos. (@Guashabita)

Demuestren su amor con chocolate, oigan. No es tan difícil. (@Mosquirrina)

Una copa de vino en la que viajar al más atrás. (@GraceKlimt)

En mi libro Cómo trabajar las emociones hablo del noble arte de mandar a la mierda, sin sentir remordimiento alguno. (@mariatakones)

Al que no sabe para donde va, cualquier bus le sirve. (@La_Resucitada)

—Te dejo.
—¿Es porque paso mucho tiempo en Twitter?
—Sí. Y me llevo también a los niños.
—¿Niños? (@Cadd9Dsus6)

Tú hazlo bien, que ya habrá alguien a quien le parecerá mal. (@MrsLauper)

Mi mujer se cree que estoy con otra. Después el optimista soy yo.  (@Carfax1977)

Hay veces que los gatos al maullar parecen niños. (@alabamazulada)

Te quité la importancia y no sé dónde la puse. (@igriega_eme)

Te escribí una carta. Me quedó astral. (@claudiaguns)