Monográfico inspirado por @juanalajirafa

@juanalajirafa: ¿Ustedes qué cosas chistosas/tiernas creían cuando eran niños/as? Yo que el inglés era el español al revés, que los aviones lo recogían a uno en la casa y que la Caravana de la Solidaridad por Colombia era un evento del Chavo del Ocho, siempre.

Yo pensaba que unos duendes pintaban las flores por la noche. (@Floresdelaurel)

Que los bebés nacían con el pañal puesto. (@diianawar)

Creía que en los peajes era donde le entregaban a uno la plata para las vacaciones. (@melbaes)

Que el queso salía en pedacitos de la vaca y luego la gente los juntaba para venderlo. (@oriana9020)

Me sorprendía de cómo los señores que hacían lápidas supieran cual era la fecha en la que alguien se moriría. (@cuentenme)

Yo pensaba que la gente “de antes” era en blanco y negro.  🙁 (@pediatraencasa)

Que la ciudades estaban en la nubes, por eso se viajaba en avión. (@rafaelangulop)

Yo creía que el mar se acababa hasta donde yo lo podía ver y que luego de eso existía una cascada gigante. (@juanco82)

Creía que las estrellas en las banderas de los países eran por cada mundial de futbol que habían ganado. Claro dominio de Estados Unidos en el deporte. (@SbastianGarzon)

De la que más me acuerdo es de creer que los seguros de vida se pagaban para asegurarse de no morir. (@ferdiaze)

Mi mamá me hizo creer que los carritos de helados hacían sonar sus campanas cuando ya habían vendido todo e iban desocupados. (@Arencalia)

Yo creía que todo aquel que murió en La Cruz [municipio La Cruz, en el departamento Nariño, Colombia] había sido crucificado. (@LocutorCo)

Creía que el espagueti crecía en una planta similar al trigo. (@CortesNoValient)

Una amiga de Ángela pensaba que el actor se llamaba Alpa Chino. (@pili_quintana)

Tuits habituales

Vive una vida en que no necesites vacaciones. (@Einfach_Nein_)

Un perro tirado al sol tiene razón en todo. (@crispot)

Con el tiempo lo ves todo del color que es. (@Regaliz_)

Tienen que sonreír más, eso desconcierta a la gente. (@empathyforthed1)

Lo que nos hace grandes es sabernos pequeños. (@UnTalForastero)

El corazón se rompe justo en el área de los planes a futuro. (@mascabada)

Tengo tanta pereza que podría convertirme en una nube y flotar sin rumbo cierto. (@osnap)

El problema con el silencio es que no admite discusión. (@insanojuicio)

—¿Crees en Dios?
—No.
—Pues no vales para cantar.
Lógica aplastante. (@MeMeoToaEntera2)

“Pera” es como “pero” pero en lenguaje incluyente. (@Sutuatsintli)

Viajo porque el mundo no es un pañuelo. (@ElTopoErudito)

Yo entro a una panadería como si entrara a una librería. (@carolineberl)

Me caes bien. Y como mejor, encima. (@TheWildflower72)

El sueño de la razón produce tuits. (@aasiain)

Me costó trabajo creer que los días se repitieran, “a ver, si ya vivimos el lunes cómo es que otra vez sea lunes”. Así que inventaba nombres a los días. (@Mariana_Masala)

No sé cómo podéis dudar del cum laude de alguien que coloca infinitivos por imperativos y cree que Machado nació en Soria, la verdá. (@LaVozDeLarra, tuitero español)

Es curioso que Nueva York sea la “capital del mundo” cuando no es ni la capital de su estado. (@oyemorena)

Se siente raro, como mínimo, discutir sobre educación con gente que escribe con mala ortografía. (@andrewholes)

¿Su grupo de amigos también termina peleando por no lograr ponerse de acuerdo para la integración de Amor y Amistad? Es para una tarea. (@estefypardo)

Lo que no dicen los dentistas es que la principal causa de la pérdida de los molares es meterte donde no te llaman. (@Biiiee)

Cuando sientas que no podés más, tomate el desayuno en dos etapas. (@heidiklumnein)

“Sentido del humor, sentido del humor ¿por qué nos has abandonado? Y habiendo dicho estas palabras, expiró.”
Apocalipsis de la corrección política 2:36 (@AlmaDeliaMC)

¿Por qué Dios hizo tan sin chiste la lechuga y tan sabroso el puré de papa? No entiendo su sentido del humor. (@Situatsintli)

¿Tú también te has lanzado sabiendo que el paracaídas no se iba a abrir? (@albayvalle)

No he podido mantener la dieta, pero le he mandado mensajes contundentes. (@He_dicho)

Una sugerencia para los ordenadores del gasto: no ahorren en papel higiénico. (@animesa)

Ayer en el bus había un zancudo. Quién sabe si viajaba por placer o negocios. (@edmunoz)

Me gusta ese eufemismo de “cursó estudios en…”,  que en realidad quiere decir “no terminó la carrera de…”. (@ellaesprufrock)

Perder peso hay que tomárselo en serio cuando programas “Bien cebada” y Google Earth hace zoom hasta tu casa. (@Sprayraumbarbie, citada por @Guashabita)

Quince tuits alemanes traducidos por Ricardo Bada

@AnOkinH: Quien goza el presente tendrá en el futuro un lindo pasado.

@_missdestiny: Pronto será ese tiempo en que de mañana te tropiezas  y caes en la terraza al salir de la cama y aprovechas para descabezar un sueñito al sol.

@_Brathering_: Naturalmente podría hacer que las cosas fuesen más fáciles. Pero entonces sería todo más difícil.

@ischabekannt: El primero de los hermanos que llega a casa de los padres tiene derecho a elegir el mejor cojín. Así lo establece la ley.

@Chaos_Gytha: Me gusta el color negro alegre. A cualquier hora del día.

@Eldon__ : Ya recibí el diagnóstico del cardiólogo. Sigues estando ahí dentro.

@vonFriedland: ¡Hagan algo contra la subida del nivel del mar!  ¡¡Dejen de escupir en las aceras!!

@Starnightmelody: Escena callejera. Un señor de unos 80 años, desde su Mercedes, me pregunta si puedo decirle dónde se encuentra una calle.  Le pregunto: “¿Dónde quiere ir?” Me sonríe: “Donde mi hijo, pero para un café siempre tengo tiempo”.

@frolleinpippi: Lo digo muy en serio, no hay madre que baje unas escaleras con su hijo en brazos con tanto amor como yo con mi cerveza.

@MrsBull: Acaban de traer grandes macetas con cactus. ¿A quién de la dirección se le habrá ocurrido la broma? Yo hubiese preferido unos ventiladores.

@totalabsturz: “Estás muy callado”.
“No quiero tener que justificarme nunca más”.

@einhoernsche: Cuando oyes orinar al vecino y quisieras golpear en su pared para estimularlo a que se haga examinar la próstata.

@Pengoblin: Comparado con el colega que se hace empacar sus pancitos en orden inverso al que se los va a comer, soy un pendejo que no sabe ni por viejo.

@missdestiny: OK, le doy una segunda chance al repartidor de pizza con quien tuve un quickie. Después de todo, llevamos juntos un año.

@Fresseagentur: Quiero plañideras en mi entierro. Quiero que salmodien la lista completa de todos los platos que no pude llegar a comer en esta vida.