Las personas sin hijos no saben que viven de vacaciones. (@nohaymasnicks)

Las palmeras son los abanicos de las nubes. (@Guashabita)

Me gusta cuando plagias, porque estás como ocurrente. (@albayvalle)

La de personas que son droga y aún no lo saben. (@soytumusa)

Un día malo lo tiene cualquiera. Menos yo, que tengo muchos. @aquinomires)

En caso de emergencia, abrázala. (@PinkyGrace_)

Quédate un ratito más para toda la vida. (@agmarillo)

A mí me das la máquina del tiempo y la cago dos veces. (@cuanticafr)

—¡Salgan todos del agua! ¡Hay un tiburón!
—¿Qué han dicho?
—Que el agua está muy buena, Paco. (@tediosa_miss)

No es déficit de atención, es que me la suda… (@putogekko)

Usar “Lo que tarde la lavadora” como medida de tiempo. (@ibansircal)

Verdades incómodas:
—Terminé con mi novia.
—Qué bueno, esa muchachita se merecía algo mejor. (@swhelpley)

Nadie se hizo experto sin cagarla primero. (@LuisDerevaux)

Me dicen de follar con este calor y soy capaz hasta de decir que no. (@Biiiee)

Lunes, lunes 2, lunes 3, lunes 4, viernes, sábado, prelunes… (@QueFlashean)

Si me pagáis 8 millones de euros al año yo también puedo ser un monarca ejemplar. Los 8 millones son negociables. (@GatoAguacate, tuitero español)

“Y he aquí que vi intelectuales, poetas malditos, escritores multipremiados y expresidentes dirimiendo sus diferencias en Twitter. En Twitter. En pinches Twitter.” —Apocalipsis 9: 69 (@AlmaDeliaMC)

Imaginen si la Iglesia se organizara contra la pedofilia como lo está haciendo contra el aborto legal. (@garciagustavoj)

“Tengo la obsesión del viaje. Siempre creo que voy a solucionar todo yéndome.” (Adolfo Bioy Casares, citado por @bumeranlibros)

Deberían existir semáforos con luces de todos los colores. Es odiosa esa discriminación en favor del rojo y el verde. (@luisharistizbal)

Las orejas del hombre continúan creciendo durante toda su vida. Esta es una de las razones por las cuales es preferible no alcanzar la inmortalidad. (@elgranPerich)

Desde que vivo cerca de una escuela primaria presto muchísima más atención a la prevención de un embarazo. (@Frl_Pfefferminz, citada por @Guashabita)

Otro piropazo que me encanta es éste de Héctor Lavoe: “Si como caminas cocinas, yo me como hasta pegao”. (@juanalajirafa)

Qué onda esa gente que te dice “lo que pasa es que soy difícil de entender”. Difícil de entender es una receta médica, vos sos un pelotudo. (@Misspirotecnica)

Un trillón de fotos de tu piscina. Ya sabemos que tienes piscina. Ahógate ya de una puta vez en ella. (@Biiiee)

No hay una gran diferencia entre la acción de lavar un rallador y la de rallar una esponja. (@leodago_)

#oídoenelbar: “Hay gente que no tiene sentido del tacto. Quédate con quien te haga bien las cosquillas”. (@lorenagm7)

Cuando pienses que tu vida es una mierda, puedes empezar a mirar otro ombligo. (@albayvalle)

La poca movilidad social de América Latina resumida en un dato: 330 años para salir de la pobreza. ¿Adivinas el país? (@bbcmundo)

No se me ocurre mejor manera de aprovechar el tiempo que perderlo con algunas personas. (@SrtaLeclerc)

La película Buscando a Nemo habría durado 5 minutos si lo hubiera buscado la madre. (@LuisDeveraux)

No siempre el que calla otorga, puede que esté observando al otro quedar como un pelotudo. (@Melasmando)

¿Qué les hace pensar a los diseñadores que las mujeres necesitamos menos bolsillos que los hombres? (@FrauMedina)

Algunas de las cosas que más me gustan de mí me las han enseñado otros. (@martamj32)

Saber lo que quieres está sobrevalorado. Casi mejor saber lo que no quieres. (@EvaLopez_M)

Quédate con quien te busque como buscas el móvil dentro del bolso mientras piensas que lo has perdido. (@soytumusa)

Si Dios hubiera querido que mi puesto fuese junto al fogón, me habría hecho delantal de cocina. (@BergerBerger68, citada por @adrianagibbsm)

Mi mujer hizo una pizza con espinacas y zucchini y es la mejor pizza salami que he comido en toda mi vida. (@Alles_Neutral, citado por @marjorieross)

“¿Será que los caracoles padres también se enojan con sus hijos, pegados al televisor cuando afuera está lloviendo tan lindo?” (@BamLandmine, citado por @josetenene)

En mi dictadura los días que amanece lloviendo entramos a trabajar cuando escampa. (@mimostachos)

Si pasás por el súper aprovechá y comprate un canastito para poner esas explicaciones que me das y no te pedí. (@marieletis)

La de mentiras que me invento a mí misma con tal de no ir al gimnasio. (@TanRubea)

#oídoenelbar: “No se lo digas a nadie, pero en Mérida todo el mundo ha follado en el anfiteatro menos yo, que siempre me han pillado”. (@lorenagm7)

Te vi sonriendo bajo la lluvia y te supe invencible. (@SrtaLeclerc)

No sé a qué estás jugando pero te quiero en mi equipo. (@Mous_Tache)

Yo tan de tenerte como prioridad y tú tan de tenerme como opción. (@GINTONIC)

Siempre llevo arena en los bolsillos. Por si se nos acaba el tiempo. (@Lasici72)

No hay coraza que proteja tanto como no acercarse. (@escritoenmi)

Un día voy a ser feliz y del susto me voy a morir. (@Biiiee)

Somos incompatibles por parte de perro y gato. (@igriega_eme)

Un día eres joven y al siguiente todo lo quieres solucionar con vinagre. (@AyDaniela_)

“Cometo errores, luego existo”. (Sawielly Tartakower, ajedrecista, citado por @luisharistizbal)

De @swhelpley: Los 7 pecados en versión digital:
Pereza: Netflix
Gula: Instagram
Envidia: Facebook
Ira: Twitter
Avaricia: Amazon
Lujuria: Tinder
Soberbia: LinkedIn

El hombre es el inteligente más animal que existe. (@elgranperich)

Las prostitutas profesionales al menos tenemos buen humor. (@juanalajirafa)

A mí es que me parece terrible que comer dependa de trabajar. (@animesa)

Dubái es como si las Kardashian fueran una ciudad. (@samovarah)