Quédate con el que te trate como un viernes, no como un lunes. (@NicolasRojasGh)

#DiaInternacionalDeLaCerveza (3.8.): Mi mayor satisfacción es cumplir con mi beber. (@elgranPerich)

Tal vez el mundo se divide entre el segmento con sentido del humor  y el segmento resentido del humor. (@AlmaDeliaMC)

No imagino una sola forma de juntar “pobreza” y “sueños” en una sola frase y no encontrarlo casi canalla. (@juanalajirafa)

Los de mi generación nunca podremos agradecer lo suficiente que no hubiera redes sociales durante nuestra adolescencia. (@springsteen_81)

En días difíciles es cuando aprendes que el que no te responde ya contestó a tu pregunta si estará en las buenas y en las malas. (@AK_brona)

“Las flores dejan caer sus cabezas”.
“Son tulipanes haciendo yoga”. (@chippyonline, citado por @Guashabita)

A mí la saga de las hermanas Brontë siempre me pareció  una especie de fotonovela de Jane Austen  de la que sólo se publicasen los negativos. (Ricardo Bada, citado por @magamastretta)

A mí siempre me dicen que soy la más linda de la foto porque, para las fotos grupales, escojo cuidadosamente a las más feas de mis amigas. (@rpintosa)

Si el conductor de Uber está muy habladorcito señalen hacia adelante y digan “En ese puente me maté yo”. (@elgatoninja)

La mala noticia es que en el cielo no hay sitio para todos. La buena es que en el infierno sí. (@MrsLauper)

Yo de mayor quiero seguir siendo una niña con las coletas despeinadas. (@Moab_)

La experiencia también te enseña que hay cosas que no se perdonan y no por ello somos peores personas. (@martamj32)

No ser más que un figurante en la película de tu propia vida. (@soytumusa)

Tuiter es ese sitio donde dices “Dulces sueños” y alguien te responde “¡Soy diabético, imbécil!”. (@lamarujarubia)

El hombre es civilizado en la medida que comprende a un gato. (@Anajosegfariasla)

Un día eres joven y al día siguiente estás explicándole a tu gato que tienes que ir a trabajar o no habrá whiskas. (@Habichuelaz)

La curiosidad mató al gato, pero el gato murió sabiendo. (@jricardogc)

¿No les ha pasado que ven a su vecino platicando con su gato y piensan “pobre, qué loco”,  y luego corres a contarle a tu perro y terminan riéndose? (@Erendira_es)

Qué van a saber ustedes de relaciones tóxicas si nunca han tenido un gato. (@QuiteDeAhi)

El gato se enamoró tanto que negoció sus siete vidas, por una con ella. (@juannsouzaok)

“Estoy tan solo como este gato, y mucho más solo porque lo sé y él no.”
(Julio Cortázar, citado por @alabamazulada)

En el América de Cali trajeron un Gato pa que sacara las ratas  y terminó de mascota de las mismas… (@ReyesPrime)

Hace tanto calor que le he tenido que quitar las botas al gato. (@antoniobanderas)

—Aquí hay gato encerrado.
—¿Pero vivo o muerto?
—¡Qué pesado eres, Schrödinger! (@soynormal)

Abrir una lata que no sea de atún: romperle el corazón al gato. (@bokononismo)

Hay un gato en algún tejado que lleva horas gimoteando por una hembra. Eso no se hace, compañero. ¡Dignidad! (@perezfecto)