Spoiler: No odias al capitalismo, odias los lunes. (@_patriciacostra)

Científicos chinos clonaron un mono. Eso ya es malo de por sí. Pero ubicarlo como presidente de una gran potencia enemiga fue pura perfidia. (@dieternuhr, citado por @violetred)

En España todo es mejor, como dice el profeta Rhodes. Ahora sólo necesitamos un partido por el que no nos dé vergüenza votar. (@lorenagm7)

¿Qué tal votar por quién se nos dé la gana? No sé, es una idea. (@juanalajirafa, tuitera colombiana)

Ya quiero que pasen las elecciones para que podamos volver al asunto de las quesadillas, único tema de verdadero interés nacional. (@ruidocontenido, tuitero mexicano)

Pocas mentiras tan dolorosas como aquella que dice que el tiempo lo cura todo. (@Desde_Toronto)

Me gusta la gente que no esconde su melancolía frente a un mundo que finge ser feliz. (@ciruelle)

“Quien dice hogar dice también, en ocasiones, hoguera”. (Marguerite Yourcenar, citada por @magamastretta)

Mi palabra preferida en latín es definitivamente quantulumcumque. Es tal cual nuestro tantito. (@joaquinrobe, tuitero mexicano)

Descubrir que mis hijos intercambian nudes en Twitter no sería tan decepcionante si lo comparamos con que hicieran proselitismo político. La verdad. (@AyDaniela)

Cómo quisiera estar acostada viendo Netflix sin ninguna preocupación. O sea, sí estoy acostada viendo Netflix, pero con un buen lote de preocupaciones. (@majooat)

Insisto: es infinitamente más difícil ser persona que ser buena persona. (@AlmaDeliaMC)

Es verdad que cada cabeza es un mundo, como también es verdad que hay mundos donde no hay vida inteligente. (@swhelpley)

El camello es el animal que más tiempo puede permanecer sin beber. La prueba es que no he visto jamás beber a un camello. Es más, ni siquiera he visto nunca a un camello. (@elgranPerich)

Si me dejás lejos el control remoto, soy capaz de quedarme viendo el canal rural hasta el final de la transmisión. (@BarackusObama)

Los opiáceos son la religión de las masas USAnas. (@hectorabadf)

Los de doble moral somos de lo mejorcito que queda. La moda hoy es tener de a cien morales para arriba. (@luisharistizbal)

Para el narcisista, la más triste forma de suicidio es morir de amor propio. (@Al_feizar)

Deberíamos considerar la posibilidad de hacer campañas masivas de soborno  a nuestros jueces para que hagan justicia. (@joaquinrobe, tuitero español)

Estoy harta de leer noticias horribles.  Haced el favor de portaros bien, cochinos. (@loulourevisited)

Qué razón tenía mi padre cuando decía que los tontos y los bidones vacíos son los que más ruido hacen. (@morenawer82)

Si tienes un plan B es porque no estás dispuesto a morir por el A. (@JokersMayCry)

Me gusta pararme de puntitas para ver si en una de esas descubro que soy capaz de volar. (@shivisc)

Me he equivocado tanto en mi propia vida que me niego a permitirme el lujo de opinar sobre la de los demás. (@aguilaralba10)

Hay errores de los que se aprende, otros de los que se disfruta y otros en los que el error es no cometerlos. (@martamj32)

Lo más cerca que he estado de blanquear dinero fue un día que me olvidé 20 € en el bolsillo del pantalón y lo metí en la lavadora. Limpio, limpio, salió. (@Trastisima)

Maldita sea la gravedad que nos obliga cada día a tener los pies en la tierra. (@Yodddio)

Crees que nadie te lee hasta que pones una falta de ortografía y te vienen a corregir hasta los que te tienen bloqueado. (@piedadcalero)

Mi marido ha estado quejándose esta mañana.
Le digo: Mejor di cosas constructivas para comenzar bien el día.
Y dice: Excavadora. Cemento. Ladrillo… (@Rikayo)

—Qué cicatriz más interesante tienes aquí, preciosa ¿qué te pasó?
—Me quité el rabo.
(@Mubrutico)