tuiter-digest


Marzo claramente es el lunes del año. (@NataliaPagliar5)

Se equivocaron en Miss Universo, se equivocaron en el Oscar. Deberían checar bien la elección a presidente. (@Dios_Padre)

Creo que si Bukowski viviera, vomitaría todos los fans que le han salido. (@swhelpley)

Lo que más me gusta de las personas que me decepcionan es que sólo me decepcionan una vez. (@ncasiopea)

Las historias que recuentan lo diario, conmueven y regocijan como las inventadas. (@magamastretta)

Esas veces que no sabes cómo decir algo y llega alguien que lo escribe, como si lo hiciera por ti. Esas. (@Enlostejados)

Hubo un tiempo en que ciertas oficinas públicas, cerradas y húmedas, estaban a merced de los ratones. Después llegaron las ratas (@SalcedoRamos)

En los Museos de Arte Moderno solemos encontrar bastantes sobras de arte. (@LeonGil2011)

De acuerdo, prohibido pegar carteles. ¿Pero qué pasa si los soldamos? (@bomelino, citado por @nenecaca)

Como los telescopios usan espejos nunca sabremos si hay vampiros en el espacio. (@NixeSieben_)

Internet es ese sitio donde después de leer un artículo sobre la asimetría entre materia y antimateria te cascas una con un vídeo de enanas. (@Onde_va_iyo)

¿Recuerdan cuando Twitter era divertido? Nos arruinamos hasta el patio de jugar. (@AlmaDeliaMC)


Desde que he dejado de ser inteligente, vivo mucho más tranquila. (@loulourevisited)

La Casa Blanca desmiente que the so–called president no sepa dónde queda Suecia. Sabe muy bien que es la capital de Noruega. (Ricardo Bada, citado por @PilarMarrero)

Ir al Gym es otra forma de sentirte mejor con tu cuerpo. No porque mejore, sino porque te comparas con los demás. (@Mujerdepocafe)

Google Earth nos permite explorar el mundo entero y siempre terminamos buscando nuestra casa. (@CausandoRisas)

Me gustan las personas que son tan inteligentes como para aprender de los niños. (@AbrilMda)

Hay dos tipos de personas: Las que siempre esperan y las que nunca están. (@Tu_Funamiento)

Nadie sabe de qué se murió Sancho Panza, y hasta puede que esté vivo. (@hectorabadf)

Estoy levantando el imperio Ikea a base de comprar tablas de cortar que derrito por equivocarme al encender los fuegos de la vitrocerámica. (@DavidPerro)

Yo: Quiero esa bolsa reusable, la color cobalto.
Cajero: ¿Me puede hablar en colores primarios, por favor? (@mlocadelamaceta)

¿Cómo podéis ir a renovar el carnet de gay sin cita previa y sin haberos teñido el pelo de gris o rubio oxigenado? (@Eldiosquenoreza)

Dale un pez a un hombre y comerá un día. Dáselo a tu madre y hoy comerás pescado, mañana sopa de pescado y pasado croquetas de pescado. (@erkillojoputa)

No importa si no sabes mi nombre, preciosa, lo que importa es que yo mismo preparé este desayuno y te lo traje a tu cama. (@ElGoblincito)

Mi cara durante un orgasmo debe ser la misma que cuando tras 2 horas de trancón en la autovía me siento en el inodoro. (@1971Ol, citada por @mariapazruiz)

Si no haces parte de la iglesia católica, te salvarás del infierno porque no existe. (@SandSuarez)


Hasta las 3 pm, los viernes son como los lunes. Pero con buenas vistas. (@SBlueNotes, citada por @RbkMej)

Desperté tan desorientada que el café sintió pena de mí. (@Sedoctora)

Yo de ti no pondría a Dios en lista de espera. (@vega_sol)

Disculpa, ¿a qué edad aprendiste a atarte la venda de los ojos? (@silencioenletra)

Parece mentira que seas de verdad. (@Mous_Tache)

Estoy viva porque la muerte es descuidada. (@PlaceboAzul)

Las enredaderas son bufandas tejidas por Flora. (@Guashabita)

«Delante de la realidad, la ignorancia y la intelectualidad son primas hermanas». Tristísimo que sea cierto. (@ellaesprufrock, citando a Alma Delia Murillo)

Nunca llueve a gusto de todos. A veces, ni siquiera llueve. (@ncasiopea)

—¿Qué harías por mi?
—Todo lo que necesites.
—Estoy mal en este momento.
—Ah no, cuando estés bien.  (@FabioRubianO)

A lo mejor el lado bueno de las cosas está vacío. (@AdrianMoraless)

—Disculpe, el vino estaba exquisito y además super barato, ¿cómo dice que se llama?
—Agua de tamarindo, señorita. (@NixeSieben_)

Tú hazme el amor cada mañana, que del café me encargo yo.(@mosquirrina)