Un recorrido comentado por tres muestras artísticas más destacadas del premio internacional Photoforum de Bienne, Suiza.

Con poco más de 50,000 habitantes, Biel, en alemán, o Bienne, en francés, es la ciudad bilingüe más poblada de Suiza, Aun siendo pequeña para los estándares mexicanos, Biel tiene una intensa actividad cultural, en parte gracias a su ubicación estratégica en el camino entre Zürich y Ginebra y por su estatus de ciudad bilingüe, el cual permite la convivencia e intercambio entre el alemán de Suiza y el francés.

Desde 1993, Bienne es la sede de dos importantes manifestaciones para la fotografía contemporánea tanto a nivel nacional como internacional: el premio Photoforum y las Jornadas fotográficas de Bienne. 87 fotógrafos participaron en la edición de 2016 del premio Photoforum del cual la belga Youqine Lefèvre fue la galardonada. 13 de estos participantes, que en su mayoría eran europeos, tuvieron la oportunidad de estar en la exposición colectiva del premio que finaliza esta semana.

Tres series fotográficas de esta muestra cautivaron mi atención en particular porque, a pesar de tener temáticas muy diferentes entre sí, todas muestran problemáticas actuales que irrumpen en la Suiza pacífica y armoniosa en la que trabajan sus autores.

Domestic workers, 2016, Julian Salinas

El fotógrafo Julian Salinas, alemán de nacimiento, vive y trabaja actualmente entre Basilea y Zúrich. Una gran parte de su trabajo se especializa en retrato individual y grupal, lo mismo de celebridades que de desconocidos. Por ejemplo, en su conocida serie de 2005, Ordinary World, Salinas buscó crear reflejos de un mundo anónimo a través de retratos grupales e individuales de deportistas desconocidos, poco espectaculares y en lugares comunes y corrientes. En la serie presentada en el premio el fotógrafo mostró otra serie de reflejos anónimos, esta vez en Hong Kong.

Vemos cómo es, desde su perspectiva, un día de descanso para las trabajadoras domésticas indonesias y filipinas que emigraron a Hong Kong en busca de oportunidades. Y, como en muchas ocasiones, el sueño migratorio no es sino otro tipo de lucha por la supervivencia. Estas mujeres, lejos de sus familias y a falta de una verdadera integración social en el país al que han llegado, conviven entre ellas un día a la semana en algún lugar de la gran metrópolis hongkonesa. Juntas descansan, juegan, cocinan, comen, charlan… Salinas nos sugiere un discurso que gracias a su perspectiva aérea y a sus encuadres, se aleja de lo documental. Los encuadres y el punto de fuga central parecen exponer a estas mujeres como encerradas, en la jaula de su condición misma.

 Salinas nos hace mirar desde un punto más alto, quizá no de manera juiciosa, sino simplemente mirando  una realidad muy distante. La disposición de las mujeres parece arbitraria, pero se pueden observar detalles en las composiciones que refuerzan el tedioso encierro, desde las poses que cierran el cuadro, hasta las frases que aparecen de manera casi subliminal como “please respect”, (“por favor, respeto”) o “stop thinking” (“deja de pensar”).

Diane, 2015, Giona Mottura

Giona Mottura, por su parte, es un joven fotógrafo que vive y trabaja en Neuchâtel, al oeste de Suiza. Sus retratos reflejan un cierto grado de intimidad con sus modelos. En los que se basan en concierto y teatro, Mottura procura crear un vínculo de confianza, por lo menos como atento espectador.

Esta forma de aproximación visual y emocional aparece en Diane. Una serie fotográfica resultado de entrevistas y de un trabajo de investigación paso a paso con Diane Tripet Artemisia. La historia de Diane es fascinante. Antes de 2009, Diane era Nicolas, un hombre cualquiera viviendo en un pequeño pueblo del Val-de-Travers (cantón de Neuchâtel) casado y con dos hijas. Su transformación de género, no fue fácil, especialmente en un ambiente pueblerino como el suyo. El trabajo de Giona Mottura nos muestra a una mujer en distintas facetas de su vida, liberada e inspirada. Ahora como madre de dos hijas y continuando su vida como compositora y cantante, con el nombre de “NicoDiane”, escribe chanson française para compartir su lucha, sus preocupaciones y sus logros. En la exposición del Premio Photoforum, Giona Mottura nos muestra su serie fotográfica, acompañada de una muestra de la música de Diane y un folleto con frases geniales y emotivas de Diane.

“Since 2009, I felt an unknown strength rising in me. A wonderful wellbeing took
over me. I felt alive. I was glowing and one could see the change on my face
and my attitude. I remember that morning when I sat in front of my mirror staring
at myself with a big smile, that day I finally could say: I am ”

(“A partir de 2009, sentí una fuerza desconocida despertando en mí. Un maravilloso bienestar se apoderó de mí. Me sentí viva. Estaba brillando y la gente se podía dar cuenta del cambio en mi cara y en mi actitud. Recuerdo aquella mañana cuando me senté frente al espejo, mirándome con una gran sonrisa, aquel día pude decir al fin: soy.”)

Kleinefotoenzyklopädie, 2015, Guadalupe Ruiz

Finalmente, Lupita Ruiz es una artista colombiana que vive en Suiza desde hace más de 20 años, y actualmente trabaja en Bienne. Gran parte de su trabajo fotográfico explora aspectos de la imagen que los países latinoamericanos, y en particular su natal Colombia, reflejan en el extranjero. Muchas de sus fotografías retratan a miembros de su familia y nos muestran un universo íntimo de la cotidianidad en Bogotá.

Para su proyecto de Pequeña enciclopedia fotográfica, la artista reúne unas 645 fotografías que van más allá de sus viajes a Colombia para mostrarnos una exquisita colección de imágenes tomadas durante sus residencias artísticas. La enciclopedia fue creada y producida en casa, con impresión offset por la misma Guadalupe Ruiz. Dividida en 37 capítulos, ésta expone imágenes de lugares tan diversos entre sí como son Nueva York, Detroit, Bogotá, Tirana, Genova, Chicago o la Ciudad de México. Las imágenes tienen una composición cuidada y parecen emanar un aire nostálgico. El formato de libro permite tener una doble sensación a cada hojeada, ofreciéndonos una mejor y más rápida comprensión de la esencia del sujeto fotografiado.

Como en el caso de las otras dos series, volteamos a ver a sociedades multiculturales y en constante intercambio con el mundo.

 

Salma Martínez