La Organización Mundial de la Salud lanzó en 2013 un plan de acción para incrementar el acceso y calidad a los servicios entre las personas que sufren algún trastorno mental, así como prevenir en la medida de lo posible estas condiciones, a las que todos somos suceptibles. Este año, el Banco Mundial se sumó a la causa dadas las pérdidas que enfermedades como la depresión, recurrente y altamente incapacitante, significan para la productividad. Sin embargo, las personas que sufren algún transtorno mental luchan diariamente por encontrar formas de seguir adelante; en general con poco conocimiento, diagnósticos falibles, sin el apoyo institucional necesario y, en muchos casos, enfrentándose a las taras que imponen las desigualdades geográficas, de clase y de género. Lo menos que pueden hacer las comunidades que acogen a las miles y miles de personas que sufren de algún problema psiquiátrico/emocional/mental/de conducta, en silencio, es empezar a delinear ese mundo que tanto nos hemos tardado en reconocer. Aquí algunos datos.

mental

Número de personas que sufren algún desorden mental en el mundo: Más de 450 millones.

Edad a la que inician la mitad de éstos en México: antes de los 21 años de edad.

Número de personas que sufren de depresión en el mundo: 350 millones. De éstas la mayoría son mujeres.

Número de personas con bipolaridad: 60 millones a lo largo del mundo.

Personas con esquizofrenia en el mund0: 21 millones de personas.

Pérdidas económicas atribuibles a los desórdenes mentales en el mundo, entre 2011-2030: 16.3 billones de dólares.

Personas en los países de ingreso bajo o medio que no reciben tratamiento para los desórdenes mentales: entre 76% y 85%.

Aquellos que están en la misma situación en países de alto ingreso: entre 35% y 50%.

Población que sufre algún trastorno mental en America Latina: Entre 19% y 24%.

Mexicanos que han padecido en su vida alguno de estos problemas: Uno de cada cuatro mexicanos de entre 18 y 65 años.

Mexicanos que han recibido tratamiento para  atender su trastorno: uno de cada cinco.

Principal barrera para la atención, según reportan los afectados: el estigma y la discriminación hacia los padecimientos psiquiátricos.

El trastorno psiquiátrico primario más recurrente en México: abuso de alcohol (7.6%), seguido por trastorno depresivo mayor (7.2%) y fóbias específicas (7.0%).

Porcentaje de mexicanos que desarrollarán un desorden psiquiátrico antes de los 65 años: 36%.

De éstos, trastornos del ánimo (sobre todo bipolaridad y depresión): 20.4%, de ansiedad: 17.8% y de abuso de sustancias: 11.9%.

Número de personas que mueren a causa del suicidio cada año en el mundo: 800,000.

Porcentaje de muertes violentas de hombres atribuidas al suicidio a lo largo del mundo: 50%.

Porcentaje de muertes violentas de mujeres atribuidas al suicidio a lo largo del mundo: 71%.

Rango de edad en la que el suicidio es la segunda causa de muerte en el mundo: 15−29 años.

Porcentaje de personas que se estima que se suicidan o intentan suicidarse a causa de una enfermedad mental: 90%.

Porcentaje de los suicidios que ocurren en países de ingresos bajos y medianos: 75%.

Número de intentos de suicidio por cada adulto que logró suicidarse: veinte, aproximadamente.

Proporción de hombres que mueren a causa del suicidio en países de ingresos altos, a comparación de las mujeres: 300% más.

Proporción de hombres que mueren a causa del suicidio en países de ingresos bajos y medios, a comparación de las mujeres: 57% más.

Incremento de suicidios en México entre 2005 y 2014: 43%.

Número de suicidios en México en 2014: 6,337.

Promedio de suicidios diarios en México: 14.

Grupo principal de ocupación entre los fallecidos por suicidio en 2011: sin empleo.

Porcentaje de personas que asisten a instituciones de salud de nivel I en países en desarrollo y que sufren de ansiedad o depresión: 20%.

Porcentaje de países que tienen organizaciones dedicadas al trabajo de la salud mental: 49% de los países en desarrollo y 83% de los países desarrollados.

Porcentaje destinado a la salud mental del  total del presupuesto asignado a la salud en México: 2%.

Porcentaje destinado únicamente al funcionamiento de hospitales psiquiátricos: 80%.

Número de hospitales psiquiátricos en México: 46.

Unidades de internamiento psiquiátrico en hospitales generales en todo el país: 13.

Unidades de internamiento psiquiátrico en establecimientos residenciales en todo el país: 8.

Camas para pacientes psiquiátricos en México por cada 100 000 habitantes: 0.14.

100% de las unidades de hospitalización dispusieron de medicamentos psicotrópicos, mientras que el 67% de los servicios ambulatorios contaron con ellos.

Porcentaje de hospitales psiquiátricos en el país que recibieron por lo menos una revisión/inspección sobre los derechos humanos: 67%.

Porcentaje de unidades psiquiátricas en hospitales generales y establecimientos residenciales comunitarios en el país que recibieron por lo menos una revisión/inspección sobre los derechos humanos: 14%.

Número de médicos especialistas en psiquiatría en la República Mexicana en el año 2016: 4,393.

Aumento con relación al año de 2011: 570.

Aumento con relación al año de 1988: 3,285.

Número de enfermeros psiquiátricos en 2001 en todo el país: 1500, y trabajadores sociales especializados en psiquiatría: menos de 400.

Psiquiatras por 100 000 habitantes en 1988: 1.5, en 2016: 3.68.

País con mayor no. de psiquiatras por 100,000 trabajando en el sector de salud mental en 2014 (año de la ultima medición mundial por la OMS): Noruega con 29.69.

Ciudades que concentran el 60% de los psiquiatras en México: Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León.

Porcentaje de los especialistas que ejerce en la Ciudad de México: 42.09%.

Estados con menor número de psiquiatras: Tlaxcala, Zacatecas, Baja California Sur, Colima y Querétaro (62 especialistas).

El Estado con menor número de psiquiatras: Tlaxcala con 0.55 psiquiatras por cada 100,000 habitantes.

Número de instituciones que imparten el especializado en Psiquiatría: 22 instituciones.

 


Bibliografía:

“Mental Health Action Plan 2013-2020”, World Health Organization, 2013.

“Psychiatrists and nurses (per 100 000 population)”, World Health Organization, 2014. Versión electrónica disponible en: http://bit.ly/2drzrQ1

“Preventing suicide: A global imperative”, World Health Organization, 2014. Versión electrónica disponible en: http://bit.ly/2d8fDzQ

“Informe de la evaluación del sistema de salud mental en Méico utilizando el Instrumento de Evaluación para Sistemas de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (IESM-OMS)”, Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud/Secretaría de Salud, 2011.

Berenzon Gorn S, et al. “Evaluación del sistema de salud mental en México: ¿hacia dónde encaminar la atención?” Rev. Panam Salud Publica. Vol 33, Núm. 4 (2013).

De la Fuente, Juan Ramón y Gerhard Heinze Martin. “La enseñanza de la Psiquiatría en México”, Salud Mental, Vol. 37, Núm. 6 (2014).

Fuentes, Mario Luis, “México social: suicidio, las muertes de la tristeza”, Excélsior, 13 de septiembre 2016.

Heinze, Gerhard, et al. “Los especialistas en psiquiatría en México: año 2016”, Salud Mental, Vol. 39, Núm. 2 (2016).

Medina-Mora, Maria Elena, et al. “Prevalence, service use, and demographic correlates of 12-month DSM–IV psychiatric disorders in Mexico: results from the Mexican National Comorbidity Survey” Psychological Medicine, Vol. 35, 2005.

Medina-Mora, Maria Elena, et. at. “Psychiatric disorders in Mexico: lifetime prevalence in a nationally representative sample” The British Journal of Psychiatry May 2007, Vol.190, Núm 6, (Mayo 2007).

Mora-Ríos, Jazmín y Natalia Bautista. “Estigma estructural, interseccionalidad, género y salud mental”, Salud Mental  Vol. 37, Núm, 4 (2014).