En cada edición, la FIL de Guadalajara se convierte en punto de convergencia de nuevas o jóvenes editoriales, pequeñas o independientes, que intentan encontrar un lugar en el complejo —y en ocasiones voraz— panorama editorial en español. Durante estos días ofreceremos breves perfiles de estos sellos, muchos de los cuales desembarcan por primera vez en nuestras costas. Como último desembarco para cerrar la cobertura de las editoriales independientes en la FIL, presentamos a la editorial argentina Godot y a uno de sus dos fundadores, Hernán López Winne, quien contestó a nuestras preguntas durante su estancia en México.

¿Podrías relatarnos la génesis del proyecto (cómo nació, de dónde viene el nombre, qué necesidad —personal y editorial—intentaron cubrir, a qué se han enfrentado)?

Ediciones Godot nace de un proyecto anterior, la revista Esperando a Godot, una revista cultural de corte académico que funcionó desde 2005 hasta 2008. La necesidad que intentamos cubrir fue dar a conocer ciertos textos que no estaban circulando. La editorial, luego, fue tomando crecimiento y empezamos a publicar autores de renombre como Slavoj Zizek, Walter Benjamin, Virginia Woolf, Herbert Marcuse, Samuel Beckett, entre tantos otros.

Díganos cuáles serían sus cinco libros clave, sobre qué versan, por qué los eligieron y cuál es la pertinencia de publicarlos.  

Una vida sin principios, de Henry David Thoreau (trad. de Macarena Solís, 2017, 104 p.), es un pequeño tratado sobre la relación entre el hombre, la naturaleza y la explotación capitalista.

Estrés y libertad, de Peter Sloterdijk (trad. de Paula Kuffer, 2017, 80 p.), un ensayo breve donde el punto central es la visión del autor de las sociedades posmodernas: el aglutinamiento de los individuos se produce por la cantidad de estrés acumulado entre ellos.

Cuentos completos, de Virginia Woolf (trad. de Micaela Ortelli y Carolina Orloff, 2015, 392 p.), reúne todos los cuentos publicados por la autora inglesa en su vida.

La permanencia en lo negativo, Slavoj Zizek (trad. de Ana Bello, 2016, 392 p.), donde se analiza el capitalismo como un sistema económico global motorizado por la histeria.

¿Cuál ha sido su historia dentro de su mercado editorial de origen y por qué les interesa distribuir en México y Latinoamérica?

México y Latinoamérica, naturalmente, son importantes porque comparten nuestro idioma, al mismo tiempo que en cada país hay culturas y mercados diferentes.

¿Mantienen algún tipo de relación con el libro digital? ¿Qué ventajas y desventajas creen que tiene este formato —como editores y lectores— con respecto al tradicional?

El libro digital es un soporte más para el contenido. Más allá de pensar en ventajas y desventajas, hay que mirarlo como un modo más de hacer circular contenido.