¿Por qué no medimos la duración de la vida con estrellas? (@amelieolaiz)

Las cosas claras y las personas transparentes. (@ElGuardador)

Me gusta la gente con libritos de más. (@Ciertoalterego)

Cuando no esperas nada de nadie, todo son éxitos. (@queridawhis)

Detesto cuando hablan del trabajo de uno como "apoyo". (@olaviakite)

Tan bacana esa herramienta, la verdad. (@animesa)

Por el camino vamos dejando migas de corazón. (@aspasiasegunda)

 Lo que no decimos no se muere, lo que no decimos nos mata. (@alabamazulada)

La gente no escucha,  solo espera su turno para hablar. (@adriano_rinaldi)

De princesa sólo tengo el cuento. (@igriega_eme)

—Eres gilipollas.
—Por fin pertenezco a un grupo inclusivo. (@aquinomires)

No estoy llorando, solo se me metió Argentina en un ojo. (@Rocahontas)

Ve, estudió filosofía, no quería ser un barco a la Derrida. (@ismene2)

Yo vine a este mundo a decir que sí. (@monicapalacios)

—Pasa buen fin de semana.
—No me presiones. (@Palasrrisas)

Es lunes, qué hijueputas. (@YdeJanisJoplin)

Hoy me desperté con la duda de… si Dios madruga ¿quién lo ayuda? (@lauraB)

Si alguien te dice que vales mucho, mantén la boca cerrada y créele. (@_Brathering_, citado por @d_aristizabal)

En días como éste me siento fascinada y envidiosa de que Tom Hanks pueda enviar sus agradecimientos firmando “T.hanks”. (@DoroBack, citada por @Guashabita)

¿Por qué  hay gente que se ve tan bella en los aeropuertos? No entiendo. (@enzagarcia)

Últimamente el tiempo pasa tan rápido que ya no alcanza a curar nada. (@todoalnatural)

Me gustaría ver a Schopenhauer tratando de explicar el arte de tener razón. En Twitter. (@AlmaDeliaMC)

Actualizarse es de robots y de burgués. (@nosoyalexalejo)

Buenos días a todos excepto a los maestros que les dicen a sus alumnos de primaria que si no estudian, van a acabar vendiendo chicles. (@EntreRosales)

Los extranjeros que vengan a nuestro país que acepten nuestras tradiciones como Halloween y el Black Friday o que se vayan a su puta casa. (@hidratocabronio, tuitero español)

Estoy en la cama metido con los calcetines puestos desde hace media hora porque me gustan los deportes de riesgo. (@Coponnnn)

Bandera femenina de “colonicé este territorio”: dejar colgado por ahí un sostén. (@achicaelbote)

Venezolana en Colombia: “Dejar mi país fue como divorciarse enamorada”. (@swhelpley)

“La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea.” (Alberto Moravia, citado en @literlandweb1)

Cómo será de necesario el feminismo que hay mujeres que apresuradamente aclaran “y no soy feminista”. (@juanalajirafa)

¿El raquitismo no era falta de vitamina D? Pues de esa vitamina a la anchoa le sobra. (@loulourevisited)

Miserable gente de izquierda que todo lo quiere regalado, deberían aprenderle a la derecha que todo lo quiere robado. (@Mistermopilas)

Los libros de autoayuda también son deprimentes a su modo. La mera idea de que existan es triste. (@viajerovertical)

Cuando el tiempo me dé la razón ya no me voy a acordar para qué la quería. (@__Catalina__)

La memoria, gracias al paso de los años, sirve para olvidar el pasado. (@elgranPerich)

Me encanta la mala calidad de las fotos que toma mi celular, ¡¡así no se ven todos mis defectos!! (@dulcinea_)

El peloteo hipócrita y felador de los círculos literarios: “¡Oh, qué soberbio tu último poemario! Le intuí guiños a Vallejo”. Deseando escuchar alguna vez: “Mira, tu libro es una mierda y tú eres gilipollas”. (@lorenagm7)

La clave está en encontrar a alguien con quien aburrirse sea divertido. (@LuisDeveraux)

Me atraes. Mucho. Más que el suelo a la parte untada de la tostada. (@NereaNerNerea)

Calendario de Adviento con antidepresivos recubiertos de chocolate. (@Palasrrisas)

Twitter: Se necesitan donadores de sangre, urgente. RT.
Facebook: Van a matar a estos perritos si no los adoptan. Compartir.
Instagram: ¿Cuándo cogemos? (@SoyUnPato)

Leer completo


Ya sé que es lunes y que el México digital arde pero rolen sus playlists de jazz chingonas. Algún remanso tenemos que encontrar. (@AlmaDeliaMC)

En España hay más iglesias que curas, más bolsas de empleo que trabajo y más publicidad que consumidores. Con todo y eso, me encanta. (@Guashabita)

As an immigrant, I would like to say que a veces me quiero ir pa mi casa. (@PetipuaSaturno)

Si quieres probar algo diferente, prueba algo caro. Verás que la sensación es diferente al pagar la cuenta. (@microversos)

Cambia el tipo de letra a Comic Sans; si el texto resiste la lectura, pese a tal prueba de estrés, es que el poema está terminado. (@MoraVicenteLuis)

A mí una vez me citaron a “Mesmo” como un autor del XVII [en una compilación de poemas con títulos como “Soneto del mesmo”]. (@joaquinrobe)

El ejemplo a seguir también podría estar caminando en círculos. (@teremmarcos)

“Las ilusiones perdidas son las verdades reencontradas.” (Multatuli, citado por @oso_icy)

Cuando llegue la hora, solo los que nunca llevaron reloj podrán saberlo. (@FrnCrv)

@mendezguedez: ¿Si se extinguieran los gatos desaparecerían las redes sociales?
@violetred: También desaparecería el mundo civilizado.

Hoy puede ser un gran día o un día de mierda. Aspiremos a los términos medios y la decepción será más llevadera. (@casitodoelrato)

Si pasás por una obra y no te chiflan es porque ahí trabajan obreros de la deconstrucción. (@roquecasciero)

Sé que si te doy mi opinión dejará de ser mía y podrás hacer lo que quieras con ella. (@JoseJardinero)

He visto tanto porno últimamente que el día que tenga sexo voy a sentir que estoy poniéndole los cuernos a mi PC. (@YdeJanisJoplin)

—¿Que si alguna vez he simulado un orgasmo?
—Mirá, digamos que hasta Meg Ryan podría aprender de mí.
(@frolleinpippi, citada por @DraMariaPasion)

Si el tiempo pone a todo en su lugar, que a mí me ponga en una hamaca en el Caribe. (@SalcedoRamos)

¿Qué me dicen de la gente que alega que la paz es cara? ¿Y la guerra qué? ¿Una ganga? (@MartinSantosR, tuitero colombiano)

Tocqueville dijo con total claridad que pocas cosas más peligrosas que el cambio cuando es lento. (ndrewholes)

El amor es la mayor prueba de que los seres humanos somos capaces de hacer magia. (@GuonderGuman)

Me aterra esta época en que empieza a morirse gente como si hubiera que cumplir un cupo antes de que se acabe el año. (@juanauribep)

Toda la vida mi gran error ortográfico ha sido no aprender a poner punto final (@germanporras)

Quiero estudiar alemán pero ese deseo me hace sentir culpable por otros idiomas abandonados. (@olaviakite)

Si hay un idiota en el poder es porque quienes lo eligieron están muy bien representados. (Mahatma Gandhi citado por @DianaMartinezB, tuitera colombiana)

Alguna vez fui joven e imprudente, ahora solo soy imprudente. Algo estoy haciendo mal. (@AlmaDeliaMC)

Comerse las palabras que se deben decir a tiempo, engorda. (@aspasiasegunda)

No quiero llegar a esa edad en donde me pongan un signo de interrogación como vela en mi pastel de cumpleaños. (@lucy_mccartney)

¿Ahora tenemos que superar la muerte de Mufasa con leones más reales? ¿Pero qué fue lo que le hicimos a Disney? (@pachurrita30)

Los que pudiendo estar drogándose, emborrachándose o follando en este momento no lo están haciendo, espero que tengan un buen motivo porque si no sí que andan realmente jodidos. (@vomitomialma)

Leer completo


Tranquilos, este lunes solo tiene veinticuatro horas. Pasa en un pis-pas. (@mikatya5)

“El tiempo pone a cada uno en su sitio pero si vas mandando a la mierda a algunos, pues adelantas camino”. (Fernando Fernán Gómez, citado por @IsraelElejalde)

¿Con los 40 llega la sensación de soledad o soy solo yo? (@juanalajirafa)

De adolescente aprendí a usar palabras como balacera, desaparecido, toque de queda, lo levantaron, encajuelados. Ahora, como adulta, creo que esa es la principal razón por la cual no quiero tener hijos. (@erederbez)

Una pechuga de pavo tan baja en grasas que también es baja en pavo, quizá eso explica la decadencia del héroe ultramoderno. No sé. (@AlmaDeliaMC)

Me encanta el otoño y todas sus formas catastróficas de hacerme pensar. (@mumaclo)

Tengo que inventarme una profesión y unos estudios para poner en la bio de Twitter como vosotros. (@Coponnnn)

Como buena ahorradora que soy, puse el lavavajillas bien cargadito y ahora me estoy tomando el café en una maceta porque también se me da bien planificar. (@HyPunto)

Me entró antojo psicótico por una tortilla recién hecha. (@Cati400)

¿Si te hago una confidencia es tuya o sigue siendo mía? (@LoaezaSoledad)

@juliismy: Tienen iPhone y viajan en colectivo.
@_Vego : Es que iPhone no es un medio de transporte.

Solo hay una cosa que es más importante que el feminismo, y son los hombres. (@hashcrap, citada por @Guashabita) 

Cuando tienes chocolate es como si en el fondo no lo tuvieras. Un círculo vicioso. (@SaraZuNi17, citada por @adrianagibbsm)

Lo que necesitamos en Colombia no es gasolina sino penicilina porque qué gonorrea. (@este_bebe)

“Los chismosos son terroristas y los chismes matan”: Papa Francisco.
—Ay, Maruja, nunca me imaginé que el Papa nos hiciera matoneo… (@Tolaymaruja)

No se desgasten con idiotas que ellos se alimentan de la atención que les presten. (@YdeJanisJoplin)

Las personas no te complementan, eso lo hacen los bolsos y los zapatos. (@casitodoelrato)

Es muy triste ese momento en el que uno se da cuenta de que está destinado a interpretar el mundo y no a cambiarlo. (@_Urdaneta_)

Tengo tan mala suerte que se me cae el mundo encima y no me mata. (@Hora_Teta)

La belleza tiene muchas formas; una de ellas, especialmente efímera, es la bandeja de entrada sin correos electrónicos por leer. (@MoraVicenteLuis)

A mí me parece bien que llueva, pero que no lo llamen matrimonio. (@albayvalle)

A diferencia de otras cosas que se pueden perder, el tiempo es algo que ya no se puede encontrar. (@FrnCrv)

Hace poco escuché a un quiteño decir “fijaraste” (como “te habrás de fijar”, en el sentido de “fíjate”) y me explotó un poquito la cabeza. (@perecere)

Hay gente con la que no hay que hablar mucho para saber que siempre tú tendrás la culpa. (@SrtaLeclerc)

¿Vuestro padre también era de los que decía “Ésta ya la han puesto” cuando salía en la tele el león de la Metro Goldwyn Mayer? (@beticorro1)

Sonreíd al salir a la calle de vez en cuando, aleatoriamente, aunque solo sea unos segundos, para que en el futuro parezcáis felices en las fotos de Google Maps. (@SiMeLaTarareas)

Pues sí, como dicen por ahí, “είναι η αγάπη ένα ταξίδι από πληγή σε πληγή”, ¿verdad? (@joaquinrobe)

Ojalá me pintaras el futuro como Monet. (@igriega_eme)

No quedan islas para tanto naufragio. (@SiMeLaTarareas)

Mi obsesión por las flores… Es de Lirio. (@jaudenes)

Uno estudia y estudia para al final poder ser vago. (@andrewholes)

La realidad exaspera a la ficción. (@ElTopoErudito)

El silencio es un idioma. (@GraceKlimt)

Puntos suspensivos que nunca suturan. (@AdrianMoraless)

El frío afuera de casa es desagradable, pero no llega a serlo tanto como la frialdad de sentimientos. (@Hexe_14)

No voy pagar nada con creces, para eso está el bitcoin. (@Tuiterodactilo)

Hace más de setenta libros que me gustás. (@Fixionante)

—Ya no estamos en la edad de quedarnos con las ganas.
—¿Tú crees?
—Claro. Además los dos queremos, ¿no?
—Tienes razón.
—CAMARERO, 10 CROQUETAS MÁS, PORFAVOR. (@sariita129)

Como desastre soy una puta maravilla. (@pelirrojismo)

Yo guardo distancia en el cajón de arriba. (@eldelosbigotes)

Inflar el ego con helio. (@3111111_)

Hola última gota, te estaba esperando. (@Alice_why)

Leer completo


Noche, qué bonito nombre tienes. (@locuramarieta)

Algo le duele al viento cuando aúlla. (@AcidaBruja)

Spoiler: No es cuando tú quieras. (@sognos)

No quiero ser el pasado de un bonito presente. (@escritoenmi)

Ven que te voy a rehabilitar la sonrisa a besos. (@Robin_diostuits)

Hay silencios que son elegancia. (@Dmisslia)

Estado civil: Ojalá. (@AdrianMoraless)

No lo entenderías porque tú no tienes que vivir sin ti. (@mikatya5)

Te llamaré "anestesia", porque todo me duele sin ti. (@albayvalle)

Cuanto antes lo asumas antes dejará de joderte. (@onepagememories)

Tocar fondo y hacer flexiones. (@reboiras1919)

—¿Cuál es tu conservador favorito?
—El alcohol. (@dmiklos)

Me mudo a tu zona de confort con todo y maletas. (@igriega_eme)

No es un ceño fruncido, es un pentagrama para notas mentales. (@Tuiterodactilo)

—Te voy a bajar la luna.
—Me viene mejor la basura. (@MissDesCaffeina)

Otro lunes sin ser Lily Collins. (@alelepop)

Cada cual con su agenda… Le pidió San Agustín a dios: “Señor, dame castidad, pero no todavía”. (@marjorieross)

No creo en la edad, el género, la raza ni en otras instancias de la burocracia. (@ElTopoErudito)

Uno lee lo que quiere, pero no escribe lo que quisiera, sino lo que puede. (@BorgesJorgeL)

Lo que digo es que hay muchas formas de morir: una es viviendo. (@AlmaDeliaMC)

La mariguana no tiene dosis letal. Nadie se muere de fumar mucha mariguana. Se duerme. (@aguilarcamin)

Yo nací en Puebla, migré a la Ciudad de México. No había frontera. Hubiera estado dispuesta a brincarla. ¿Quién no ha sido migrante?  (@magamastretta)

Niebla. Es cuando la Naturaleza anda tan desganada que no llega a hacer download de todo el paisaje. (@FloggeDude, citada por @Guashabita)

La empatía no es una herramienta de la Medicina. Es su fundamento. (@DocFico)

Dice mi psicólogo que escriba cartas a las personas que me caen mal y luego las queme. Lo que no me ha dicho es qué hacer con las cartas. (@hidratocabronio)

Los que hablan mucho y no dicen nada. Y yo, que en silencio no sé estar callada. (@_aZaBaChe_)

Qué miedo me dan las personas que dicen que nunca mienten. (@albayvalle)

No tengo tatuajes. No se pega una calcomanía en un Ferrari. (@tundw)

Yo tengo categorías de cucos: para viajar: los mejorcitos; para quedarse en casa: los de abuelita; para un día agitado: los ajustados; para salir a rumbear: los sexys. (@juanalajirafa)

Yo hace rato le quité las pilas a mi reloj biológico y se las puse a mi vibrador… (@SolteraDeBotas)

El año ha pasado tan rápido que ni tiempo de hacer dieta me ha dado. (@todoalnatural)

Me identifico con los cactus porque a pesar de su hostil apariencia exterior luego por dentro también pueden ser venenosos. (@HyPunto)

Los vegetarianos que mejor me caen son los que no le andan contando al mundo que son vegetarianos sin que les hayan preguntado. (@monicapalacios)

Me duele la espalda, entre el nacimiento de las alas, de dar puñetazos. (@hierbadenoche)

No todos los imbéciles son iguales, los hay que lo son todavía más. (@MrsLauper)

Cuando alguien te diga que algo no se puede hacer, recuerda que está hablando de sus limitaciones, no de las tuyas. (@mikatya5)

Pensaba que estaba viendo Bienvenido, Mister Marshall y era el Telediario. (@Coponnnn)

Las pequeñas mentiras son el obstáculo mayor cuando queremos encontrar una gran verdad. Esto pasa incluso en una investigación literaria, no digamos ya en una penal. (@hectorabadf)

Soy fan de cuando Michael está en Sicilia y le dicen “Miguele Corleone”. (@JulianaAbaunza)

Hace sol en Bogotá y no se la creen. Postean fotos hasta en el periódico. (@laotraAbaunza)

En Corea del Norte protestar ante “el Supremo” tiene un nombre técnico: “suicidio”. (@norcoreano)

“¿Siempre tienes que ser tú quien diga la última palabra?”
“¿Y cómo puedo yo saber que a ti no se te ocurre nada más que decir?”
(@FGenervt, citada por @Arelitad)

Lo que pasa es que los coches de Madrid son de madera, y cuando llueve se hinchan, no caben en la calzada y se atasca todo. (@Mayetis)

Lo llamaron Twitter porque “Apostillator” no se le ocurrió a nadie. (@LaMadredeBrian)

Follar es como montar en bicicleta: si lo haces en la acera la gente te mira mal. (@bamoonr)

Si tú eres el túnel, no me importa que al final no haya luz. (@Frank_lozanodr)

¿Se han dado cuenta? Las personas invisibles se ven todas iguales. (@luisharistizbal)

Qué culpa tiene la última gota si el vaso ya estaba lleno, ¿no? (@jadeovalles)

Al arquitecto de sonrisas se le están cayendo los puentes. (@pacoataco)

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que no dijiste. (@Srgt_Pepper_s)

Me parezco cada vez más a un viaje. (@deconstruido)

El momento adecuado no existe. Se crea. (@Nonfaretardi)

Una de las peores diferencias genéricas es que a las mujeres se le llevan flores y a los hombres vino. (@missoggi)

Si no somos de piedra, ¿por qué no dejamos de tropezar? (@albayvalle)

—¿Cuál es tu hortaliza preferida?
—Esa que ponen a veces en los sándwiches vegetales… que tiene aletas…
—¿El atún?
—Ésa. (@hidratocabronio)

—¿Estás disfrazado de lactosa?
—Porque no te tolero. (@GallinaAstuta)

Al cuerpo lo que pida, y al qué dirán un chinga tu madre. (@Dulcinea_)

—¿Es usted optimista?
—Mucho.
—¿Cuánto?
—Mi novia me llamó diciendo “Tenemos que hablar” y llevé una caja de condones.
—¡Puto crack! (@Frenopatix)

No es lo que llevas sin follar, es lo que te queda… (@ikko_kun)

Ya estoy cansada de 2019. (@annaebbasta)

Leer completo


Solo es miércoles, pero me gustaría desear un buen fin de semana a todas las personas que espero no ver más durante el resto de la semana. (@david__stark)

La elección en Brasil me hace pensar que la democracia no es un buen sistema político. Era mejor cuando yo elegía a los reyes. (@Dios_Padre)

El sabelotodo es la subespecie más numerosa del idiota, científicamente conocido como homo stupidus, y por eufemismo homo sapiens. (Ricardo Bada, citado por @josetenene)

No me preocupan los que hacen preguntas pero no encuentran respuestas: le temo a aquellos que tienen todas las respuestas y no hacen ninguna pregunta. (@robgere)

A mí me prometieron mayor experiencia con el paso de los años, pero yo solo he visto cómo se me acumulan las manías. (@joaquinrobe)

Cómo cambia todo cuando estás en la misma calle pero con otros pensamientos en tu mente. (@sleepy_cocoon)

@natalietheed : “No ni ná” me parece la expresión más avanzada de la lengua española.
@rev0lution_kid : A mí me gusta “Me voy a ir yendo”, el verbo “ir” conjugado de tres formas distintas es maravillosa.

Llegó del pueblo a la ciudad. Vio más casas con calefacción, pero también más corazones enfriados. (@microversos)

Pero… ¡cómo se atreven a hablar de los 100 mejores libros del siglo XXI, si yo sólo he escrito 20! (@MoraVicenteLuis)

Mi talento oculto está respondiendo en 5 segundos a un mensaje luego de haber sido ignorado por 4 horas. (@ImDisagiato)

Madres que te llaman al fijo de casa preguntándote dónde estás. (@lamarujarubia)

Joder, ¿qué vas a hacer en Bangkok? Ven a Catania, hay el mismo clima pero cuesta menos y comes mejor. (@j_gufo)

Ya me he fortificado lo suficiente, ahora lo que no me mata comienza a romperme las pelotas. (@m4gny)

Nunca tire las sobras de la comida. Póngalas en un recipiente, guárdelas en el refrigerador y tírelas en una semana. (@alexa1163)

No me entrepierno con la almohada porque es falta de profesionalismo intimar con el terapeuta. (@YdeJanisJoplin)

Los amaneceres son preciosos, pero los ponen a una hora mala. (@Serthand)

Latinoamérica es algo que salió mal. (@rozomilo)

Si no sabes dejar huella, al menos no manches. (@martamj32)

Lo primero que me llamó la atención de ti fue mi sonrisa. (@anavicentemora)

Cálmate Zeus, no existes. (@Alice_why)

Os rompéis tan a menudo que he pensado que os colocáis mal. (@yipeich)

Érase una vez que tampoco. (@albayvalle)

Qué ansia por un helado de pistacho, una noria y una total inconsciencia sobre el futuro. (@silviagarbe)

—¿Adónde con tanta prisa, hermano chango? ¿Por qué corres así?
—Voy a esconderme, hermano tejón.
—¿Por qué?
—El Rey de la Selva acaba de ordenar que maten a todos los elefantes.
—Sí, ¡pero tú eres mono y no elefante!
—Cierto, pero, mientras lo averiguan, me chingan.
(Alfonso Reyes, citado por @Alebadillac)

Sufro desprendimiento de rutina. (@Pelosh2)

El circo ahora es sin carpa. (Mic_y_Mouse)

Te regalo cuernos, tengo de más. (@antotognozzi)

—¿Cuándo fue su última relación sexual?
—…
—No llore, intente recordar. (@ssvinjed)

Difícil concentrarse en trabajar con la Navidad tan cerca. (@david__stark)

—Yo los lunes me despierto como Dios me trajo al mundo.
—¿Desnuda?
—Llorando. (@lamarujarubia)

Mi jefe me ha dicho que por qué nunca llego la primera al trabajo. Yo le he dicho que para qué…si no me va a ver nadie. (@lamarujarubia)

Ni los videos de perritos me están animando, compañeros. Esto está grave. (@juanalajirafa)

Me gustan las personas con personalidad y si puede ser que solo tengan una, mejor aún. (@ParecidoM)

Afrontar la vida como encaran las gaviotas el viento: de frente. (@pacohuelvacala)

Hay tardes en que me pregunto por qué no nací árbol. (@AlmaDeliaMC)

Yo nunca salgo de casa sin mis dudas, quién sabe si podría necesitarlas a la hora de tomar una decisión. (@taciturnez)

Visito un jardín que hago mío, como la memoria, el desamparo y el viento. (@magamastretta)

Mi novio me trajo una bolsa de chips bajos en calorías. Qué amable. Ahora me disculpan, tengo que enterrar algo en el jardín. (@12happyfeet12, citada por @adrianagibbsm)

Siempre ese miedo de que mi marido tenga un lío con otra y ella lo vea en esos calzoncillos del año de Maricastaña. ¡Qué va a pensar ella de mí! (@Pfefferine, citada por @Guashabita)

Desde el espacio se ve la Gran Muralla china y alguno que otro ego. (@martamj32)

Todos estos niñatos que hablan con desprecio de la gente mayor, supongo que se suicidarán a los 30, ¿no? (@JaniJoplin)

Un fotógrafo no puede impedir que ciertas cosas sucedan, pero sí puede impedir que sucedan impunemente. (@HotelInsomnia)

Que te dejen en visto, que abandonen la conversación sin despediros, que tus amigos queden sin ti, pero duele más un piano desde un quinto. (@albayvalle)

Nunca llegarás a nada, me decía mi madre. Y cumplí su sueño. (@rick_agrafo)

—Ha sido una semana muy larga.
—¡Pero es miércoles!
—Exactamente. (@alexa1163)

#MicroCuentoDeTerror: “Se le invita a cumplir con sus obligaciones fiscales.” (@Dios_Padre)

Si dejas que alguien te decepcione más de una vez tienes un problema y no es esa persona. (@Sir_ManuMarx)

Dice @disalch que hoy no es posible debatir en redes sociales, “de la misma forma que una mesa de ping pong no está diseñada para jugar al fútbol”. (@CarlosCortes)

Estoy tan cansada de gritar para hacerme sentir. Creo que en algún momento rendirse es una victoria. (@anobianJulie)

Quizás hay más cosas en las que me gustaría creer que cosas en las que creo. (@NaEnEspiral)

No hay paz comparable a la que tienes cuando te alejas de la persona que te la quitaba. (@Tu_Funamiento)

Yo estoy a favor de la libertad porque en medio de la opresión es más difícil reconocer a los imbéciles. (@animesa)

Abandonado el sistema métrico “campodefútbol” propongo el “base Triana”. ¿Cuántos “Trianas” ocupa el iceberg? (@beatradendi)

Cada vez tengo más cosas que decir, pero menos ganas de contarlas. (@hipst_eria)

Al despertar, recordé todo lo que necesito hacer hoy. Y la adulta madura que llevo dentro de mí decidió mejor darse la vueltita en la cama y dormir otro poco. @Desnudatormenta)

Chicos, para mi próximo truco necesito que vengan a trabajar el fin de semana. (@LaEjecutivaDice)

Yo venía a Twitter a informarme sobre el país pero ahora solo me salen jovencitas en paños menores. (@enzagarcia)

Me convertí en la vecina que ven desnuda en la terraza. (@victorianzola)

Leer completo


Siempre será un misterio para mí por qué cambian el horario en la noche del sábado al domingo y no en la tarde del lunes, una hora antes del fin de la jornada laboral. (@DrWaumiau)

En la historia de la humanidad la religión ha hecho mucho más daño que la marihuana. (@YdeJanisJoplin)

A lo mejor la gente que vive con buen humor no lo hace “como si nada”, sino “pese a todo”. (@anticuarenta)

El capitalismo lucha contra la pobreza mediante la creación de riqueza. (@clubdeviernes)

Procrastinar viene del latín “prōcrastinātum”, literalmente “dejar para mañana”. Pero en latín existía también “perendinare” o “dejar para pasado mañana”. Conociéndonos, urge importar esa palabra también. (@JoaquinBaranao)

Bravo por Louise May Alcott. Pero Jane Austen fue primero. (@magamastretta)

La tarea del poeta consiste en volver eternas algunas instantáneas. Del sentir o del saber, pero inasibles a no ser por el poeta, por ese pararrayos. (Ricardo Bada, citado por @swhelpley)

No te preocupes, si no dejas huella entenderé que vuelas. (@Guashabita)

Algo que va muy bien para la autoestima es subir una foto tuya y que te comenten que qué bonita es tu escalera. (@Biiiee)

Detuvieron a mi carnicero porque traficaba con drogas. Y yo, gilipollas, comprándole seis años seguidos bocatas de salchichón. (@trollpunk69, citado por @alfarmada)

Leo para que se me quite la insensatez de decir alguna vez que escribo. (@escritoenmi)

Estoy escribiendo con la mano izquierda para que parezca que tuitea otra. (@albayvalle)

@rozomilo: En la salud, en la enfermedad y en los días que vamos de compras.
@juanalajirafa: En la salud, en la enfermedad e incluso cuando roncas.

Subirte al ascensor, que te pregunten “¿Bajas?” y contestar “Ninguna, comandante. La misión ha sido un éxito”. (@ptalosde)

Leer completo


Personas que son viernes. (@BeerGinMerry)

¿Os acordáis de cuando en lugar de recuerdos teníais planes? (@Deyaled)

Compasión es la palabra más mentirosa que existe. (@HugoIzarra)

Es tan bueno que seguro es pecado. (@Siuatsintli)

El amor que es todo locura, todo lo cura. (@majaclarkg)

Dormir es desaprovechar la madrugada. (@NereaNerNerea)

La comida es el postre más importante del día. (@eldelaijulai)

Magia es aparecer cuando te están buscando. Y desaparecer cuando te olvidan. (@MarianaMor79)

A veces uno olvida en defensa propia. (@carlos_raiz)

Me declaro autosuficiente para joder cualquier cosa. (@aquinomires)

Montar en bici dentro de la piscina. Eso sí que no se olvida. (@xerguio)

“No te preocupes, ya vendrán tiempos mejores.”
“¿Te marchas?” (@soloparatuitear)

No se me da eso de pasar la página, yo la arranco. (@LAAZCARATE)

Solo sé que no sé dónde aparqué el coche. (@Coponnnn)

“Me has partido el corazón.”
“¡¡HOSTIA, EL PARTIDO!!” (@UnamudO)

Wait, what is Lunes? (@itsmejaanine)

Oído en el bus: solo los imbéciles no se hacen preguntas, lo dan todo por sabido. (@mcardoazcona)

La vida es como cuando te agachas a recoger una cosa y se te cae otra, y así hasta que te mueres. (@Yodddio)

Toda una vida buscando estar tranquilo y cuando lo logras te dicen que salgas “de tu zona de confort”. (@egonayerbe)

Amanecí como Dios me trajo al mundo: sin tener que ir a trabajar. (@barbarahoyo)

Una vez conocí un culpable profesional, de esos que nunca despiertan sospechas de inocencia. (@petrolupo)

Creo que si Bécquer se levantase hoy de la tumba cambiaría su célebre verso: “Podrá no haber poesía, pero siempre habrá poetas”. (@LaVozDeLarra)

“Un viejo editor dice que la Biblia tendría más difusión si incluyese un crucigrama.” (José Luis Alvite, citado por @yiyovicente)

Ser una mujer de principios me ha servido para adelantar algunos finales. (@majaclarkg)

Los hombres cuando ven un escote profundo pierden la cabeza; algo así como nosotras cuando vemos un poco de inteligencia en ellos. (@MarrodrigMar)

Cosas que me gustan (pese a la costumbre de verlas, oírlas, sentirlas tanto) de mi ciudad: que en un pesero atascado pasen un billete desde la punta trasera hasta el conductor y luego regresen el cambio. (@erederbez)

Está lloviendo tanto que no sé si coger un paraguas o dos animales de cada especie. (@XarnegoSedicios)

Mucha gente en el fondo no es mala persona. En el fondo del mar, digo. (@albayvalle)

Para expresar afecto, esta frase dominicana que me encanta: “se te quiere de gratis”. Para decirle a alguien que es un soberano cabrón, esta frase cubana: “oye, tú no eres fácil, tú no eres fácil”. (@SalcedoRamos)

Esperando el amor con las bragas en una mano y una escopeta en la otra. (@Biiiee)

España, si no la comparamos con otros países, es el mejor del mundo. (@elgranPerich)

Un vocero del Senado USA niega que esté incubándose el proyecto de una enmienda constitucional obligando al Presidente a hablar conectado a un detector de mentiras. (mío, en @PilarMarrero)

He avanzado más parándome a pensar que tomando atajos. (@teremmarcos)

Para una vez que me sonríe la suerte, estaba mirando para otro lado. (@mikatya5)

Todo está muy bien hasta que llegas a casa y necesitas un abrazo. (@silviadolphin)

He puesto una película muy triste y he aprovechado para llorar también por otras cosas. Economía de la lágrima. (@Belen_Balsera)

Quizás los que promueven la lectura no tengan tiempo para leer. Eso explicaría muchas cosas. (@juanterranova)

Aunque ya tenemos puesto para el niño en la guardería, mi marido sigue flirteando con la directora. No importa, es más fácil conseguir un nuevo marido que un puesto en una guardería. (@diva4464, citada por @Guashabita)

Cada vez que conozco a alguien se me ocurre un final de novela. (@hiliando)

Si pudiera escoger, elegiría la puerta del cementerio, la del hospital me da mucho miedo. (@YdeJanisJoplin)

Cerca de mi casa ha cerrado un gimnasio y en su lugar abrió una pizzería. Lo bueno al final siempre triunfa sobre el mal. (@LucaMagmo)

Cuántas decisiones equivocadas. Esta mañana, por ejemplo, decidí levantarme. (@alexa1163)

Noches en las que una chica soltera debería estar un poco menos solitaria. (@frencina82)

El error más bonito es querer seguir creyendo. (@gaelicas)

Retroceder no es avanzar para atrás. (@ElTopoErudito)

Me reconozco: soy aquella vestida de verde sin esperanza. (@junyp3r)

Hay esperanza. Pero no hay bastante para todos. (@OffMetallurgica)

Hay que aprender a venderse como incoherente. (@animesa)

Atreverse también es un acto de amor. (@AlmaDeliaMC)

De olvidar no se vuelve. (@moiaussi)

Creo en el poder curativo del sol y de la soledad. (@anobianJulie)

Los tiburones nacieron nadando, que no se te olvide. (@alabamazulada)

“A mí no me importa decir mi edad.”
“¿A ver?”
“Mi edad.” (@albayvalle)

Ninguna inundación sin su tonto en una piragua. (@jon_mcenroe)

La importancia es mudable. Igual que las bragas y los calzoncillos. (@samantasibarit)

—Dime algo que me vuelva loca.
—Esos zapatos no te combinan con nada. (@Hombre_al_agua)

Ahí viene el fantasma que te gusta, actuá paranormal. (@vajanaiv)

—Y ése es todo el sexo que tendré este mes.
—Pero no has dicho NADA.
—Por eso. (@YdeJanisJoplin)

 

Leer completo


Mis 15 caen en lunes, mátenme. (@antotognozzi)

Buenos días a todos, menos a los que madrugan, que por su culpa yo también me tengo que despertar temprano. (@Dios_Padre)

Observa Ilan Stavans que El Quijote y Cien años de soledad (las dos más importantes y reconocidas novelas de la lengua española) fingen haber sido escritas por un moro, la primera, y por un gitano, la segunda. (@JoacoMattosOmar)

Quiero dar las gracias al adjetivo “interesante” que nos saca de tantos apuros. (@Margaritarosadf)

Menos mal que este Papa es progre; si fuera tradicionalista nos manda quemar a todos. Antes decía que el aborto era cosa de nazis; ahora, que es como “contratar a un sicario”. (@martin_caparros)

El verdadero precio de las cosas es el tiempo que dejas de pasar con algunas personas hasta conseguirlas. (@Deyaled)

Ser feminista es un empeño que nos cuesta mucho trabajo, porque por default todos tenemos mucho de machistas. (@animesa)

De vez en cuando la vida toma conmigo café, y es espresso y se lo toma doble. (@AlmaDeliaMC)

No quiero ser princesa, pero qué caramba, lo daría todo con tal de poder dormir 100 años. (@frolleinpippi, citada por @Arelitad)

Ojalá las personas también se pudieran poner a contraluz como los billetes, para ver si son falsos o no. (@AK_brona)

Te he imaginado en mil finales, pero en ninguno sales con las pestañas intactas. (@letiziaklein)

—¿En qué año naciste?
—Todavía contesto “sí señor” y “sí señora”. (@egonayerbe)

A veces sencillamente necesito calma. Un poco de sexo, comer, beber, pero sobre todo calma. Exactamente igual que un hombre. (@_missdestiny, citado por @Guashabita)

Hay quien se deja crecer el pelo y yo estoy en un momento de mi vida en el que me estoy dejando crecer el himen. (@BeerGinMerry)

El muchacho que me colabora con los orgasmos no quiere verme. (@Hematocritica)

Estoy en piyama a las cuatro de la tarde. La vida es buena conmigo. (@Cati400)

A veces pienso que la vida es muy corta, luego recuerdo cuántas semanas de cotización me faltan para pensionarme y se me pasa. (@todoalnatural)

El fascismo latinoamericano tiene un común denominador en todos los países: es cristiano. (@NichoAlAjillo)

Muy chéveres los seres humanos y todo, pero lo del embarazo sí lo solucionaron mucho mejor los pájaros. (@amaristizabal)

Hace muchos años leí en algún lado que los conservadores son los que no quieren hacer nunca nada por primera vez. (@loulourevisited)

Si tardamos una hora y media en elegir una película de Netflix, imagínate qué no haremos con los hombres. (@lorenagm7)

Y un día te abrazan y te das cuenta de lo frágil que es eso a lo que tú llamas coraza. (@medioidem)

“Dios me perdonará: es su oficio.” (Heinrich Heine, citado por @jdelaverde9)

En mi taza con el signo de mi horóscopo dice: “No se quede quieto mucho tiempo en un sitio, un perro podría confundirlo con un árbol”. ¡Quién me iba a decir que llegaría ese momento! (@magdasWasser, en @swhelpley)

Tengo la teoría de que el Universo se expande por culpa de la idiotez humana. (@Coponnnn)

A veces es necesario caer para ver quiénes están contigo en tus peores momentos. (@LuisDeveraux)

Mi personaje favorito en las bodas es el tío viejito que intenta bailar reggaetón. (@ellaesprufrock)

Todas tuvimos un ex que decía que se iba a suicidar si lo dejabas, lo dejaste y sigue vivo el pendejo. (@jadeovalles)

El país [latinoamericano] con mayor porcentaje de mujeres que “nunca” ha simulado un orgasmo es Uruguay, con 41%. (@chuymelo)

Leer completo


“Después de todo un sapo es puro corazón.” (Juan José Arreola citado por @OlgaSaRa2003)

Ningún mar en calma hizo experto a un marinero. (@cris_crof)

La riqueza trae a los amigos, la pobreza los selecciona. (@LuisDevereaux)

Todos hemos sido las alas de alguien que tiene miedo a volar. (@silent_guitar)

La gente que sonríe es donante universal. (@He_dicho)

Esto es un error que habría que volver a repetir. (@Mous_Tache)

Estoy en un punto en el que me siento aparte. (@majaclarkg)

Twitter es un lugar donde prima la opinión como espectáculo. (@swhelpley)

—Mi libro favorito es El Principito.
—¿De Maquiavelito?
—Ese mismito. (@HugoIzarra)

Hoy me he peleado con el despertador, pero ha ganado él. (@LaPijortera)

Necesito un masaje de pies y otro martini. (@Parejanudista1)

En Vizcaya hay un bar en el que solo sirven sopa. Le llaman el Bar a caldo. (@ElMolecula23)

—¿Todo bien, señor?
—La sopa un poco fría.
—Es un gintonic, señor. (@Gongoresque)

Voy a ir poniendo el árbol de Navidad, que luego todo son prisas. (@86Monik37)

Lunes, morite. (@GioVignato)

Yo sí que vivo al límite… al menos del tanque de gasolina y de la batería del celular. (@Mayraleyendo)

Cuando muera quiero que el mundo se alegre de haberme conocido. (@albayvalle)

Encuadro el pesimismo dentro de las bellas artes. A mí me gusta. (@DesafinadO)

Resulta curioso que una palabra tan bonita como hazmerreír sea despectiva. (@StoneyRita)

@vivirepilepsia: ¿Sabías que la música de Mozart puede disminuir la frecuencia de las crisis epilépticas?
@magasmastretta: ¡Qué maravilla! Yo no lo sabía, pero como si lo hubiera sabido, ¡bendito Mozart!

“La felicidad y la desgracia suelen depender más de lo que somos que de aquello que nos ocurre.” (Multatuli citado por @JhoonSebastian)

Escribí “hace sentido”, qué escándalo. Echad mi cuerpo a los perros. ¡Salve, Twitter, los que van a morir te saludan! (@AlmaDEeliaMC)

@Guashabita en el #microcuento “Menguante”: ¡Cuidado con las antenas! La Luna está saltando en puntillitas sobre las azoteas.

Dos copas de vino y se ve todo distinto. De esto no te dicen nada los del horóscopo del día. (@PaulsEnkelin citado por @marjorieross)

No entiendo porqué mi cerebro se despierta si todavía no está preparado para pensar. Qué falta de coherencia. (@Juskanamanof)

Ser adulto es checar la app del banco como si fuera Instagram. (@Justsaybere)

Disculpa, no te estaba escuchando. ¿Podrías repetirme lo que me estuviste diciendo durante los últimos cinco años? (@crayoliiita)

Acabar tu CV con un “No follo mucho, así que podré dedicarme más al trabajo”. (@casti1900)

Se nota que ya es octubre por los adornos típicos de diciembre. (@ironicdummy)

Tengo serias sospechas, creo que el Flautista salió de Hamelín y se vino para Colombia. (@Malaganna)

Podés ser feo pero si sos amoroso, leal, educado, amable, vas a seguir siendo feo, porque una cosa no quita la otra. (@Beso_Sapos)

Me vi en el espejo y ¡eh, avemaría! si estoy como falta de gracia. (@Juskanamanof)

A mí leer sobre mitología griega siempre me alborota el Teseo. (@gatodelalluvia)

Hay dos días extraordinarios en la vida de cada ser humano: el día en que naces y el día en que sabes para qué. (@Dios_Padre)

Querido Twitter, ¿qué nos pasó? No fuiste tú, fui yo. No hubo otra red social por medio, lo prometo, pero siento que ya no somos los mismos. Necesito tiempo. Cuídate. (@Biiiee)

Creo que no hay ningún Horacio buena gente. No tengo pruebas pero no tengo dudas. (@Pibexran)

Después de 10 años de casados el no estar chingando cuenta como sexo. (@Gianni_Pex)

En mi lista de cosas por hacer la prioridad siempre será plantar un jardín de milanesas con papas fritas. (@al_pasto)

Me da vergüenza cuando me piden el documento, que vean que tengo en la foto la misma remera que tengo puesta. (@EstebanPasto)

No comí las dobladas fritas de papa porque estoy a dieta. Estoy orgullosa de mí. Pero por su madre, escóndanme el queso. (@Siuatsintli)

A Cristóbal Colón: No me gusta cuestionar la inteligencia de nadie, pero creo que si yo alguna vez descubriese un continente me daría cuenta. (@norcoreano)

No trates como Uruguay a quien te trata como Paraguay. (@crayoliiita)

Donde se avergüencen de ti, no es. (@albayvalle)

Tu ego y yo tenemos que hablar. (@al_pasto)

La ventaja de salir perdiendo es que, al menos, sales. (@jOsechu)

Pensá en algo lindo que te haya pasado. Quedate un ratito ahí. (@cuanticfr)

Hoy también me puse tenis blancos y por eso está lloviendo, es Diosito castigándome por mis errores. (@anto_nea)

Ya, lista mi dosis diaria de chillada frente al computador. (@juanalajirafa)

Todos tenemos tiempo para lo que tenemos ganas. (@PanDepoott)

La culpa es mía pero te la presto. (@JoseJardinero)

Cuando una puerta se cierra se abre una cerveza. (@sonicxzs)

—¿Y a ti qué te gusta en la cama?
—Pues mira, no me acuerdo. (@Biiiee)

Tengo todo lo que una top model tiene: hambre. (@Mamistica)

Leer completo


@senseieni: Mañana del lunes: Personas frustradas tienen ideas frustrantes y miran sin ver, frustrados, desde sus ventanas.

Los efectos de madrugar son de muchas índoles, pero todos ellos corrosivos de la personalidad. (@ibarguenbot)

“En tu lucha contra el resto del mundo te aconsejo que te pongas del lado del resto del mundo.” (Kafka, citado por @rayovirtual)

Cuando dices: “Yo a tu edad…” ya no hay vuelta atrás, te estas convirtiendo en señora. (@SraInterior)

Lo escribo todo con doble sentido por si tengo que volver. (@HyPunto)

No permitas que una frase motivacional de Facebook alegre tu día de mierda. (@El_Kompayaso)

A veces sonrío un poco para que no se me note tanto que me está llevando la chingada. (@Sr_German)

La primera vez que noté que mi madre estaba haciéndose pequeña, algo dentro de mí también empequeñeció. (@AlmaDeliaMC)

Un día eres joven y al siguiente te encuentras preguntando al amigo de tu hijo: “¿Y tú de quién eres, hermoso?”. (@mariatakones)

Medalla de Chocolate para los padres que les compran a sus hijas una muñeca de tez negrita. (@Guashabita)

Cuando me preguntaban de niño que qué quería ser de grande, no recuerdo haber dicho que valer verga. (@FuckingJotaCe)

—Paco, me voy a una manifestación feminista contra el heteropatriarcado opresor.
—¿Me has dejado cena?
—En un tupper, en la nevera. (@LaPijortera)

Mi habilidad para recordar la letra de muchas canciones de los 80 supera con creces mi habilidad para recordar por qué he venido a la cocina. (@Blancanieves2p0)

Estaremos todos de acuerdo en que la bebida a la larga es mala pero a corto plazo es la solución. (@Coponnnn)

Leer completo