portada

 

 

 

 

 

 

 

Por Eduardo Limón

El disco más verde y sabroso de la temporada incluye, además de las consabidas vitaminas E, A, B1 y C, abundantes dosis de reggae, son, cumbia y pop de fácil untura en cualquier fiesta. Vamos, que lo de los Aguakates –así, con k de kazoo- es, valga redundar, la pura riqueza.
  Surgido en el sur del Distrito Federal, allá por 2006, el grupo conformado por Leika Mochán (integrante también de Muna Zul, espléndido trío vocal del que hablaremos en otra ocasión), María Emilia Martínez (quien como la carismática flautista y cantante que es añade talento, además de a Los Aguakates, a una decena de variopintas bandas más), Yurief Nieves, Omar Medina, Rodrigo Valenzuela y Víctor Castillo ofrece un sonido lo mismo desparpajado que profesional, un sonido que ya hacía falta, la verdad, en un momento en que a muchas bandas independientes les ha dado por la más ramplona y gratuita producción de disonancias y un perpetuo viaje de pretensiones lisérgico-oníricas como todo eje de personalidad sonora.
  Los Aguakates presentan el primer fruto discográfico de su árbol bailador de la mano de Gerry Rosado, productor de media escena indie mexicana y quien, al lado de los del gran hueso, ha logrado recrear en el álbum homónimo, sin quitar una sola caloría, la energía, el carnaval y sobre todo la alegría con la cual Los Aguakates gustan servir al respetable en cada uno de los conciertos que en todo este tiempo han ofrecido en diversos foros, bares, plazas y cafés de la ciudad, para obtener siempre el aplauso entusiasta y el ánimo bailador por parte de la concurrencia.
  En la pieza que, si alguien de la sorda radio musical mexicana estuviera atento, ya debiera ser exitosísimo sencillo, Los Aguakates cantan cadenciosamente que ya los llama la marea y que a esta rutina le hace falta sal. Tienen razón. Por ello, hay que correr por este compacto y recordar la advertencia que desde el mismo hacen los integrantes de la banda: una vez abierto el disco, debe conservarse en refrigeración.

aguacates112