SHIELDS

Warp Records

Música intrincada la que hace Grizzly Bear. Intrincada y bella. Intrincada y llena de atmósferas sofisticadas, ensoñadoras, misteriosas. Psicodelia del siglo veintiuno. Ritmos cambiantes. Armonías que se contraponen sin solución de continuidad, sin tropiezos. Melodías de pronto entrañables, de pronto inasibles y la voz de Daniel Rossen como una presencia esencial. Los de Brooklyn regresan luego de su excelente Veckatimest de 2009 y lo hacen con una obra relativamente más accesible, pero sin complacencia alguna. Es uno de esos discos que hay que escuchar repetidas veces, para ir descubriendo en sus recovecos, poco a poco, todos los tesoros que esconde. En eso estriba el placer de la música de Grizzly Bear: en su dificultad, en los obstáculos que presenta para cualquier oído, desde el más convencional hasta el más entrenado. Shields es un álbum de grandes proporciones, un monumento musical con diez cortes asombrosos, de excelsitud sin par. Una marea de sonidos desafiantes.

 

 

2 comentarios en “Los mejores discos de 2012: Grizzly Bear

  1. Totalmente de acuerdo con Grizzly Bear. Ah, y “Yet again” mejor tema del año. Muse??? Quienes son Muse ???