¿Qué es el arte contemporáneo? En esta columna presentamos a los artistas que es indispensable conocer si se quiere entender el arte que se está produciendo hoy.

¿Qué tenemos en común con las flores? ¿Somos tan parte de este mundo como ellas?

¿Somos una parte esencial de la naturaleza?

¿Está en nuestro ser crear, del modo en que la naturaleza lo hace?

Estas son algunas de las preguntas que plantea la obra del artista franco-marroquí Hicham Berrada. Nacido en 1986 en Casablanca, Marruecos, Berrada emprendió primero estudios en química siguiendo el interés en las ciencias que había mostrado desde pequeño. Sin embargo, más tarde se trasladó a París para estudiar en la escuela de Bellas Artes y en 2011 ingresó a “Le Fresnoy-Studio national des arts contemporains”, una institución francesa dedicada a la producción y difusión artística, audiovisual y multimedia.

La naturaleza sigue estando en el centro del  trabajo del marroquí. Cuestiona la relación arte-ciencia y su aparente oposición; para él, científicos y artistas no están distanciados: ambos son buscadores tratando de comprender el mundo. Con su arte, Berrada busca imitar procesos naturales y dota de significado acciones que suceden por sí solas en la naturaleza. Por ejemplo, en una serie de trabajos titulados “activaciones de procesos naturales” está Natural Process Activation #1 [Activación de proceso natural] (2011), una obra en la que hace que una sustancia sólida cambie a un estado gaseoso sin pasar por una fase líquida: a esto se le llama una reacción de sublimación. Berrada lanza polvo de hierro al que le agrega ácido, éste separa el compuesto haciendo que el polvo se volatilice dando lugar a un nube rojiza que al depositarse eventualmente forma pequeños cristales de minerales: hematita y ferrita. De acuerdo con el artista, la reacción completa en la naturaleza tardaría 25 000 años en consumarse.

hicham-1

Natural Process Activation #1 Acción, 2011

Berrada cuenta que para él es importante que sus obras no tengan un “final” en una escala temporal humana. Vemos el inicio de la reacción, en muchas ocasiones de hecho veremos únicamente el registro de la acción del artista —una fotografía o un video—, pero nunca el final del proceso. Hicham Berrada cuestiona así nuestra relación con la naturaleza y sus tiempos. Ante todo, plantea los procesos naturales como objetos estéticos para hacernos reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo.

Entonces, lo que el artista hace es simplemente desencadenar ciertos procesos que se darían por sí solos. En el caso de la obra mencionada, por ejemplo, es él quien pone el ácido y así da inicio a la reacción. Con ello el artista saca a estos fenómenos de su contexto y nos hace verlos de otra forma: deleitarnos en la observación de los “engranes” de la naturaleza. Nos propone pensar que la belleza de los procesos naturales proviene del tiempo y quizá de nuestra consciencia de la finitud; saber que la belleza del momento reside en que es único nos hace apreciarlo y deleitarnos sólo en el aquí y ahora.

En otro de sus procesos de activación, Natural Process Activation #3 Bloom [Activación de proceso natural # 3 Floración] (2012), Berrada graba a dos personas que, durante la noche, entran a un parque por la fuerza para alterar los dientes de león. Estas flores, se cierran de noche y se vuelven a abrir con la luz del amanecer, pero al ser expuestas a la luz de unas grandes lámparas —que sostienen las personas según lo muestra un video— se abren a destiempo. En este caso, el artista nos hace pensar en nuestro lugar dentro de la naturaleza y la independencia de ésta. El artista no crea nada, sino que re-crea, reacomoda elementos que ya existen allá afuera para encontrar imágenes y formas insólitas. Si muriéramos esta noche, los dientes de león se abrirían igual por la mañana, aunque el hacerlos abrirse ante nosotros resulta en una curiosa confirmación de nuestra presencia: somos conscientes de estar observando algo que nosotros hemos provocado, conscientes de que con nuestra finitud reafirmamos la sensación de vida.

hicham-2

Natural Process Activation #3 Bloom, 2012, Película super16 scan 2K y copia 35, 5’40”, Production Le Fresnoy

La misma búsqueda estética adquiere particular fuerza en la obra Présage [Presagio] (2007- 2013) en la que el marroquí pone distintas sustancias químicas en un recipiente. Éstas, al reaccionar entre ellas, van dando lugar a figuras extrañas, formas orgánicas que se generan por sí mismas, como bosques salidos de una ensoñación. Las formas se muestran amplificadas en una gran pantalla y son acompañadas por música. Pareciera que el espectador observara un cuadro que mágicamente se va pintando frente a sus ojos de acuerdo a los caprichos de su imaginación. Para el artista, la naturaleza no es sólo un tema sino la materia prima de sus creaciones. Dice Berrada: “Intento dominar los fenómenos a los que apelo como un pintor domina sus pigmentos y pinceles. Mis pinceles y pigmentos son el calor, el frío, el magnetismo, la luz”.

La idea de toda creación como re-creación y reacomodo está presente también en su obra  Mendeleïev Ark (2010) [Arca de Mendeleïev]. El título de la obra podría aludir, con toda obviedad, al arca de Noé en la que, según el relato bíblico, estaban todos las especies necesarias para repoblar el mundo. Mendeleïev Ark es una instalación en la que el artista coloca frascos con sustancias en un dispositivo con la forma de la tabla periódica que se atribuye al científico ruso Dimitri Mendeleïev. Berrada ve esta tabla como el universo en potencia, la totalidad de combinaciones posibles y reacciones contenidas, los elementos esenciales, puesto que todo lo que existe sólo es un reacomodo de esos elementos base.

hicham-3

Mendeleïev Ark, 2010, instalación, 100 x 60 x 15 cm
117 cubos de acero enrejados de 5cm3 acomodados según la tabla periódica de elementos, 117 micro-frascos que representan elementos químicos.

Hicham Berrada vive y trabaja en París. Su producción en Francia es muy amplia. En 2014 presentó el performance Présage en “La Nuit Blanche”, una noche en la que París se convierte en un “museo a cielo abierto”, con actividades artísticas simultáneas en todas partes de la ciudad. En 2015 tuvo una exhibición individual en la capilla Saint-Gildas, en el marco del programa  anual “L’art dans les chapelles”, que invita a artistas contemporáneos de todas partes del mundo a intervenir edificios religiosos considerados parte del patrimonio francés, mayormente construcciones de los siglos XV y XVI. En 2016  expuso en  Le CENTQUATRE-PARIS, un espacio innovador para la difusión del arte en el que artistas internacionales hacen residencias y, ese mismo año, participó en la exposición colectiva “Essentiel paysage, Artistes Contemporains Africains” [“Paisaje esencial, Artistas Contemporáneos Africanos”] del MACAAL  —Museo de Arte Contemporáneo Africano Al Maaden en Marrakech. Además, el artista franco-marroquí ha expuesto en Italia, Alemania, Estados Unidos, Bélgica, Mónaco, Lituania, Singapur e India, por mencionar algunos países. Ha ganado diversos premios entre ellos el de “Talento contemporáneo” en 2012 dentro la categoría instalación, otorgado por la Fundación François Schneider.

La obra de Hicham Berrada nos invita a hermanar sueño y razonamiento en su reflexión sobre la naturaleza. Para este joven artista, crear es simplemente imaginar combinaciones infinitas de elementos para encontrar la belleza del mundo gracias a una gigantesca reacción química.

hicham-4

Présage, video, en la “Nuit Blanche” de París, 2014.

 

Mónica Valdivia
Licenciada en literatura francesa por la UNAM.

 

Nota editorial: todas las imágenes provienen del sitio web del artista y del sitio de la agencia de gestión de arte contemporáneo Eva Albarran & Co.