August Strindberg
Una mirada al Universo 

portada-strindberg

Strindberg (1849-1912) interrumpió su producción literaria en la década de 1890 y se cuestionó diversos asuntos: ¿los llamados elementos simples son indivisibles? ¿La Tierra es realmente redonda? ¿Puede ser que las plantas tengan nervios? ¿Existen verdaderamente diferencias entre la materia orgánica y la inorgánica? ¿Las piedras pueden sentir? Estas son algunas preguntas incluidas en Una mirada al Universo. Ensayos sobre alquimia, ciencias naturales, misticismo, fotografía y pintura (Siruela). El autor sueco investigó sobre la cosmología, la teoría de los elementos simples, la botánica, la física y la química, hasta la historia de la ciencia, la psicología y “la vida espiritual del hombre del futuro”. También realizó experimentos fotográficos y desarrolló una pintura no realista.


Jorge Volpi
Examen de mi padre

portada-volpi

Tema profusamente abordado en la historia de la literatura, la muerte del padre detona creaciones inusitadas. Jorge Volpi explora la muerte del suyo y evoca una imagen: “una suerte de Pietà”, la última que conserva de él. Volvió su luto literario y dedicó el 2015 a un libro que le permitiese recordarlo. Examen de mi padre (Alfaguara) —constituido por diez ensayos— también resulta una pesquisa de la vida pública: una disección de nuestro país —incluida la guerra contra el narcotráfico—, un réquiem por este lugar repleto de espectros y restos humanos.


Guillermo Fadanelli
El billar de los suizos 

portada-fadanelli

Con su más reciente entrega, El billar de los suizos (Cal y arena), libro de crónicas o como anuncia el subtítulo de “memorias atendidas”, Guillermo Fadanelli retoma una línea que se anunciaba desde su última novela, Más allá del periférico: la nostalgia por el pasado perdido. El escritor oriundo de la Portales desentierra recuerdos, reales o imaginarios, para confrontar la ingenuidad y lozanía de la juventud contra la amargura y mediocridad del adulto contemporáneo. Y aunque el común denominador de los textos que componen este volumen son los viajes juveniles, frente al elogio de la vagancia que en otros libros aparecía a diestra y siniestra, aquí hay cierta exaltación de permanecer en un mismo sitio. Junto con la sorna y el cinismo habituales, se asoma un cansancio en el narrador, que ahora cree conveniente abrir espacios al paseo sin premura. Y si antes sólo se emprendía la huida sin un retorno visible, en esta nueva idea del viaje está presente el deseo de volver. Fadanelli regresa continuamente tanto a sus temas predilectos como a un puñado de autores que atraviesan su obra, no obstante, en El billar de los suizos la crítica sobre literatura y filosofía que había poblado sus últimas publicaciones pasa a segundo plano para dar paso a una escritura más visceral que se lamenta sobre la acelerada actualidad.


Oliver Sacks
Diario de Oaxaca
 

portada-sacks

La American Fern Society atrajo a Oliver Sacks y lo que lo estimuló a acompañarlos en un viaje a Oaxaca a comienzos de 2000 fue la búsqueda de helechos. El anhelo de explorar ese ambiente fue una de las causas que lo incitaron a llevar un diario durante su estancia en esa zona mexicana. Pero había mucho más. El autor de Diario de Oaxaca (Anagrama) afirmó que lo impresionó el descubrimiento de un pueblo, un país, una cultura, una historia, de los cuales no sabía casi nada. Para él eso fue maravilloso, una aventura en sí misma. Y confesó el hecho de que todos sus viajes lo condujeron a llevar diarios.