¿Por qué la obsesión por las paternidades dificulta el análisis de las ideas constitucionales mexicanas? En primer lugar, porque fortalece el mito de que los políticos e intelectuales mexicanos, fueron simples receptores de ideas; incapaces de generar propuestas propias. Esta creencia impide el reconocimiento de que varios constituyentes mexicanos

Leer completo
Leer completo

Si entendemos que las revoluciones hispánicas suponen un proceso con dos facetas distintas pero complementarias (la desintegración de la monarquía española y el surgimiento de estados nacionales), podemos conceder que simbólicamente la trigarancia buscó consumar (en el sentido de llevar a cabo totalmente algo) la independencia, es decir, el establecimiento de una entidad política (el Imperio Mexicano) diferenciada de la monarquía española. Consumó una independencia peculiar y estableció un estado nacional particular; fue, en definitiva, una salida de entre muchas otras posibles.

Leer completo

Algunos afirman que el pensamiento ilustrado del siglo XVIII es origen de las revoluciones del siglo XIX, otros creen que el pensamiento neoescolástico español tenía ya el germen de los procesos de cambio durante las independencias. Ambas posturas, como afirmó Tulio Halperin en Tradición política española e ideología revolucionaria de Mayo, subestimaban lo que de revolucionarias tuvieron las revoluciones, pues la búsqueda de la “continuidad entre revolución y el pasado revolucionario suele significar dejar de lado por un instante el problema de la ideología revolucionaria”.

Leer completo

No comparto la afirmación de que sólo Hidalgo y Morelos pusieron en peligro la estabilidad del virreinato; habría que agregar, insisto, a los miles de actores que tomaron las armas en ciudades, villas y pueblos. Si lo hacemos nos daremos cuenta de que fueron muchos los movimientos armados que de manera simultánea cubrieron gran parte de la geografía novohispana

Leer completo
Página 5 de 10« Primera...34567...10...Última »